Despliega el menú
Ocio y Cultura

La DPH rescata 300 archivos gráficos, sonoros y cinematográficos del gran payaso Marcelino

La joya de la muestra es la proyección de los cuatro segundos de la única película que se conserva de él.

La diputada Berta Fernández, junto a los dos comisarios de la muestra, Jesús Bosque y Víctor Casanova.
La diputada Berta Fernández, junto a los dos comisarios de la muestra, Jesús Bosque y Víctor Casanova.
DPH

Cuatro segundos. Este es el único documento cinematográfico que se conserva del payaso Marcelino Orbés, nacido en Jaca en 1873 y que llegó a ser el mejor clown del mundo, compartiendo escenarios en Londres y Nueva York con estrellas de la talla de Charles Chaplin, Buster Keaton, Houdini o Cary Grant. Y esos pocos fotogramas de la película ‘Marcelino, el famoso clown del Hippodrome de Nueva York’ son precisamente la joya de la exposición retrospectiva que inaugurará mañana la Diputación Provincial de Huesca para "conmemorar la vida de un payaso olvidado", como destacaron ayer los dos comisarios de la muestra, Víctor Casanova y Jesús Bosque.

Ambos han rescatado este pequeño pero histórico fragmento de los sótanos de la Biblioteca del Congreso de los Diputados, donde en los inicios del cine se registraban las películas siguiendo un sistema similar al de los libros. "Durante diez o doce años, hacían un positivado en papel y registraban los rollos. Y un día aparecieron en un cajón del sótano de la biblioteca todos esos rollos perfectamente archivados que luego se han ido digitalizando", explicó Bosque. De esta película del clown jaqués solo se conservan 1,5 metros de rollo de los que han conseguido entresacar cuatro segundos en los que se le ve haciendo muecas y saludando con su característico maquillaje. De la otra película que llegó a filmar, ‘Los desastres de Marcelino’, solo hay cinco fotogramas que se imprimieron en una revista y que se han reproducido también para hacer un montaje audiovisual.

Junto a ello, la exposición ‘Marcelino. El príncipe de los payasos’ cuenta con unos 300 documentos gráficos y sonoros. Carteles y programas de sus actuaciones en los escenarios de Nueva York, Londres o Amsterdam; fotografías junto a otros clowns de la época; reseñas de periódicos como el ‘New York Times’, que informó sobre su trágica muerte arruinado en un hotel donde se quitó la vida; así como postales, revistas, libros y objetos.

Todo ello ha sido cedido por colecciones particulares y también por prestigiosas instituciones públicas como la Society for Theatre Research de Londres, The British Library Board (Reino Unido), el Museo de las Civilizaciones de Europa y del Mediterráneo de Marsella, o el archivo de la New York Public Library for the Performing Arts. También hay obras que han sido prestadas por archivos de Jaca, Huesca, Zaragoza o Barcelona.

Entre ellas se pueden escuchar tres composiciones musicales que retrotraen al espectador a las melodías que acompañaron la carrera de este jaqués entre finales del XIX y principios del XX.

Transición al mundo del cine

La muestra repasa la vida de Marcelino como ejemplo de la "complicada transición" del mundo del entretenimiento, "que pasó del espectáculo en vivo, del polvo, del serrín y de la pista del circo al mundo del cine, del jazz y del inicio de Hollywood", señaló Víctor Casanova. Un cambio de época que el payaso jaqués no supo asimilar ya que después de los grandes éxitos que cosechó en los espectáculos circenses y de variedades, tuvo muchas dificultades para adaptarse a los nuevos gustos del público que se dirigían más a la gran pantalla.

Para la diputada responsable de Cultura, Berta Fernández, la mejor forma de reivindicar su legado y documentar sus logros, es "contagiar de la pasión por descubrir a un personaje histórico que hasta hace unos pocos años nos era completamente desconocido". Precisamente, hasta las investigaciones del periodista de HERALDO, Mariano García.

La muestra permanecerá abierta hasta el próximo 25 de febrero de 2018 y se complementará con un ciclo de cine en colaboración con el Festival Internacional de Huesca. Los días 17 y 31 de enero y 7 y 14 de febrero se proyectarán cuatro películas que además de hacer un recorrido por la historia del cine, crean un punto de unión entre todos los elementos claves de la figura de Marcelino: el circo, los payasos y el ocaso de una gran estrella. Se trata de ‘El circo’ (1928), de Charles Chaplin; ‘Sunset Boulevard’ (1950), de Billy Wilder; ‘Los Clowns’ (1970), de Federico Fellini; y ‘El ilusionista’ (2010), de Sylvain Chome. Antes de cada proyección habrá una visita guiada a la exposición orientada a la temática concreta del largometraje.

Como siempre, la Diputación Provincial de Huesca reserva un papel importante a la parte didáctica en sus exposiciones. Y en este caso también ha desarrollado un amplio programa que incluye actividades para centros educativos desde Infantil hasta Bachillerato, para público con necesidades especiales, y para familias (1 y 23 de diciembre, 26 de enero y 23 de febrero), además de visitas guiadas. Los interesados en inscribirse pueden contactar con la dirección didacticadiputaciondehuesca@gmail.com.

Etiquetas
Comentarios