Despliega el menú
Ocio y Cultura

'Bestfriends', de Carlos Val y Jonas Grosch, da la sorpresa y conquista tres premios Simón

Jorge Aparicio fue el mejor cortometrajista y Laura Contreras se llevó el galardón a la interpretación. Vicky Calavia ganó por segundo año consecutivo con el documental ‘La ciudad de las mujeres’

Foto de grupo de los ganadores, invitados y organizadores
Foto de grupo de los ganadores, invitados y organizadores
Aranzazu Navarro

‘Bestfriends’, la película que este sábado salió de la sala Mozart del Auditorio de Zaragoza convertida en la gran triunfadora de la sexta edición de los Premios Simón del cine aragonés, es una crónica urbana que habla de amigos del alma. Y entre amigos se encontraba el realizador zaragozano que la firma, Carlos Val (el codirector alemán Jonas Grosh no pudo asistir), las tres veces que subió al escenario a recoger las estatuillas. Dio la sorpresa de la velada, ya que partía como favorita con cinco nominaciones ‘Nuestros amantes’, de Miguel Ángel Lamata que acudió con gran parte del equipo (Eduardo Noriega incluido), y salió de vacío. ‘Bestfriends’, rodada en Berlín, casi hizo pleno y se llevó tres de los cuatro reconocimientos a los que optaba: largometraje, dirección y guión.

El mejor cortometraje fue ‘El morico’, de Jorge Aparicio, que se conformó con un solo galardón cuando aspiraba a siete. En el apartado de los documentales repitió Vicky Calavia, que inauguró el año pasado esta categoría y volvió a conseguirlo con ‘La ciudad de las mujeres’, filme que también conquistó el de producción (Camino Ivars). El Simón a la interpretación fue para Laura Contreras (‘Luz de soledad’), videoclip para Jacob Santana (‘Luces de neón’), fotografía para Francisco Fernández-Pardo (‘Rewind’) y para la banda sonora de Ara Malikian en el corto ‘Le chat doré’ en la categoría especial.

Entrañables y reivindicativos

La actriz darocense María José Moreno con su Simón de Honor se llevó una de las grandes ovaciones casi al final de la ceremonia. Reivindicó que hay que crear desde las instituciones un clima laboral en el gremio «para que Aragón no expulse a su gente».

En los discursos hubo de todo un poco. Un feliz Carlos Val tiró de "escaleta" cuando recogió el primer Simón para terminar con una confesión personal sobre la coincidencia del rodaje de ‘Bestfriends’ con la confirmación de su paternidad. A su madre le dedicó su triunfo Vicky Calavia y contó que la banda sonora de ‘La ciudad de las mujeres’ es una versión de la nana ‘Espigas y amapolas’ que les cantaba cuando eran pequeñas. Jorge Aparicio recordó a sus «maestro» y aseguró que va a seguir «trabajando con la misma humildad». Hubo reivindicaciones, desde la «penitencia» que supone hacer cine en Aragón y la rebaja del 21% cultural, hasta la mayor visibilidad de las mujeres profesionales del cine.

La gala presentada por la actriz Iris de Campos fue de menos a más, aunque empezó con media hora de retraso. La música brilló con la Feeling Big Band en directo, que interpretó temas de jazz y swing. El turolense David Sancho cantó ‘Mack the knife’ en versión de Robin Williams y Lola Moreno fue Marilyn Monroe. El presidente de la Academia del Cine Aragonés, Jesús Marco, que se estrenaba en estas lides, le echó humor y se despidió con una cita de Groucho Max que esperaba que nadie de los presentes suscribiera: "He disfrutado mucho con esta obra, sobre todo en los descansos".

Etiquetas
Comentarios