Despliega el menú
Ocio y Cultura

El arte también sucumbió a la Transición de los 80

El museo acoge 50 obras de la colección Pilar Citoler sobre aquellos años de cambios.

Presentación de la exposición 'La era del entusiasmo. Los 80 en la Colección Pilar Citoler'
El arte también sucumbió a la Transición de los 80
Aragón Hoy

ElInstituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos (IAACC), Pablo Serrano de Zaragoza, exhibe desde este martes medio centenar de obras de la colección Pilar Citoler en las que se muestra el entusiasmo que los artistas experimentaron en los años 80, un periodo en el que supuso un cambio en el arte plástico.

"La era del entusiasmo. Los 80 en la Colección Pilar Citoler" hace referencia al regreso de movimientos artísticos como el figurativo, así como a la internacionalización del arte español tras un largo periodo de aislamiento.

Los años 80 fueron, según ha explicado en rueda de prensa Dolores Durán, comisaria de la exposición, un momento de "renacimiento y renovación" en todos los momentos de la vida. En España se vivía la transición a la democracia, lo que hizo cambiar la relación entre el arte y la política, de modo que las corrientes antifranquistas habían perdido el sentido.

"Se respiran aires de libertad", regresa el Guernica desde el Museo de Arte Contemporáneo de Nueva York y España se vuelca para dar una visión de "modernidad, creatividad y libertad", ha resumido Durán, quien incide asimismo en la profesionalización del arte con la aparición de nuevas galerías, de comisarios, del Museo Reina Sofía o la primera edición de Arco (1982).

También se organizan exposiciones "para ver lo que se está haciendo en el mundo", ya sea a través de la Fundación Juan Marx o con exposiciones en las que se mostraba la "transvanguardia" italiana o las nuevas figuraciones. No obstante, la comisaria ha explicado que el título de los años 80 es "una manera de hablar" porque el arte "no tiene etapas fijas de comienzo y final" y se ha utilizado para delimitar la muestra "por necesidades expositivas y hacerla más didáctica".Cincuenta obras

Así, la exposición exhibe 50 obras, en su mayoría pintura, de 43 autores, fechadas en los años 80, centradas en el arte español pero con algunos ejemplos de "los nuevos salvajes" del expresionismo alemán, en la figura de Georg Baselitz, o la transvanguardia italiana a través de Enzo Cucci y Sandro Chia. De esta etapa se han seleccionado obras de la nueva generación de artistas que toman las riendas de la vuelta a una pintura más expresionista, como es el caso de José Manuel Broto, gestual y lírico, o José María Sicilia, alejado de la figuración y seducido por la materia.

Junto a éstos aparecen un grupo de pintores que tienen su punto de partida en Luis Gordillo y que protagonizan el regreso a la figuración, al relato y la anécdota, como Pérez Villalta, Carlos Franco o Miguel Ángel Campano. La muestra finaliza con una selección de piezas de autores que aunque habían empezado su trayectoria en los años 50, en los 80 mantenían su vigencia artística, como es el caso de Albert Ràfols o Juana Francés.

La directora del IAACC, Marisa Candela, cree que la exposición "va a despertar no solo la curiosidad" sino que va a servir para reflexionar sobre un momento en el que se abren nuevos lenguajes para "combatir la invasión del mercado estadounidense" con nuevos movimientos.

Por su parte, la consejera de Educación del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, ha destacado la importancia de la colección Circa XX, integrada por 1.204 obras que recogen las primeras vanguardias del siglo XX y en la que se encuentran "los grandes maestros" nacionales e internacionales.

La colección constituye además un buen ejemplo del carácter multidisciplinar del arte de la segunda mitad del siglo pasado, incluidas otras manifestaciones como la fotografía y las artes audiovisuales.

Para Pilar Citoler, con esta segunda exposición de su colección se está "cumpliendo el objetivo" con el que concibió la cesión de las obras a la Comunidad de Aragón, como es que "darle la vuelta todas las veces que sea necesario en el tiempo" y que Aragón tenga un puesto en el arte contemporáneo. 

Etiquetas