Ocio y Cultura

Javier Espada reivindica el cine de autor desde la cuna de Luis Buñuel

Este domingo comienza la décima edición del certamen '22 x don Luis' en Calanda.

El realizador Javier Espada lleva diez años al frente del Festival Internacional de cine "22 x por don Luis", que homenajea desde Calanda  a su vecino más ilustre, Luis Buñuel, con "cine de autor que le gustaría ver al maestro".

Este año cumple su primera década este festival que tuvo 25 espectadores en su primera edición y hasta 4.000 el pasado año. Un encuentro humilde, con proyecciones gratuitas donde son los espectadores los que eligen a los premiados y en el que hay mucho de la herencia cinematográfica del genial cineasta aragonés.

En la sección oficial se proyectarán entre este domingo y el 9 de agosto cinco largometrajes y otros cinco cortos, pero a lo largo de estos días los espectadores podrán disfrutar de una treintena de trabajos, además de exposiciones, presentaciones de libros y otras actividades paralelas.

"Buscamos siempre cine de autor, más que meramente comercial y de entretenimiento", ese cine que "busca otro tipo de espectadores", explica en una entrevista Javier Espada.

Ese cine que a Luis Buñuel le gustaría ver, con surrealismo, humor negro o acercándose a los dramas humanos evocando la forma en que lo hacía el propio Buñuel, añade el director.

Este año Espada presenta también en el festival, fuera de concurso, su documental sobre Asunción Balaguer, "Una mujer sin sombra".

Este trabajo sobre la vida de la viuda de Paco Rabal, y amiga de Luis Buñuel es "un documental muy entrañable" que surgió de una visita a Calanda de la actriz: "Conversando me dijo 'te podía contar mi vida', y pensamos en hacer una entrevista que nos quedó tan larga que acabó en un documental".

Balaguer hizo "del electricista del teatro" Paco Rabal "un gran actor", y añade Espada, "renunció a su carrera para ser ama de casa, como tantas mujeres, pero no renunció a su pasión por el teatro", que hoy conserva.

De hecho, Balaguer tiene previsto asistir también este año al festival para hablar del documental y de la película "Cuervos", de Ángel Romera, en la que también participa.

La presencia de quienes hacen posible las películas y cortometrajes es una de las características de este festival, por donde a lo largo de estos años han pasado tanto figuras consagradas -actores, directores, guionistas o distribuidores- como nuevos valores, porque los jóvenes "tienen muchas ilusiones, muchos sueños".

Los sueños son parte del imaginario de Buñuel, y este año son el tema del festival.

Buñuel soñó también en México, donde se exilió como otros españoles durante la posguerra y por eso ese país tiene desde hace años una presencia destacada en el festival, que ha fructificado en colaboraciones cinematográficas.

Espada es cineasta y también calandino, y dirige el CBC, Centro Buñuel Calanda, lugar donde se proyectan las cintas del festival y abierto el resto del tiempo para divulgar la figura del cineasta aragonés.

Y eso a pesar de la crisis que ha llegado a ponerlo en peligro, porque es el ayuntamiento de esta localidad, de unos 4.000 habitantes, el que impulsa este centro, con el apoyo del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA), y colaboraciones puntuales de otras instituciones.

Pero Espada se muestra esperanzado porque después de haber lanzado la alerta de las dificultades por las que atravesaba, el Gobierno de Aragón ha anunciado que tiene previsto entrar a formar parte de la Fundación del centro, "lo que aseguraría que pudiera mantenerse en el tiempo".

El director recalca la vocación internacional del centro, llevando exposiciones a Alemania, Portugal o México, al tiempo que contribuyen a dar a conocer en su tierra a Buñuel.

"Todavía es un desconocido para muchos, lo cuál es una suerte porque mucha gente lo puede descubrir viendo por primera vez 'Un perro andaluz' o 'Viridiana", concluye.

Etiquetas