Ocio y Cultura
Suscríbete

Fallecimiento

Fallece el artista aragonés Pascual Blanco

Nacido en Zaragoza en 1943, integró el grupo Azuda-40 y recibió el Premio Aragón-Goya en 1998 de grabado. Falleció el domingo por la tarde repentinamente.

Pascual Blanco
Adiós al artista Pascual Blanco
HA

«Soy, siempre he querido serlo, un artista honesto que nunca ha hecho nada malo a nadie. Me siento un artista plástico y un hombre comprometido». Era una de las frases que más solía repetir Pascual Blanco Piquero (Zaragoza, 1943-2013), que fallecía ayer de un infarto a los 69 años.

La pintura y la enseñanza habían sido su auténtico norte, la firme vocación de sus días, desde muy pronto. Escolar díscolo, se matriculó en la Escuela de Artes, y estudió con figuras claves como los pintores Luis Berdejo y Alejandro Cañada o el escultor Félix Burriel. Más tarde, se trasladó durante dos años a la Escuela Superior de Bellas Artes ‘San Jordi’ de Barcelona y se licenció en Bellas Artes.

Aquel período fue muy fecundo. Vio por dónde iba el arte español a través de figuras capitales como Antoni Tàpies, Modesto Cuixart o Josep Guinovart. Antes de ingresar en la Escuela de Artes en 1972, que dirigirá entre 2004 y 2007, había coincidido con un grupo de jóvenes artistas que se bautizaron ‘Tierra’. Y entre ellos estaba la pintora Encarni Izar, que sería su esposa y la madre de sus hijos; desde hace años vivía con Maite Gil. Años después, su muerte le sumiría en un estado de absoluto desamparo. El joven artista, que trabajó un tiempo de pintor de brocha gorda, se sumó a las corrientes más renovadoras y abrazó una pintura personal, geométrica, que iría dando paso a una pintura de compromiso, con figuras, de denuncia social, de crítica a la represión sexual imperante, una pintura, de opresión y angustia, que tuvo otra cala importante: Pascual Blanco formó parte del grupo ‘Azuda-40’, que alentó Federico Torralba.

Más información en la edición de HERALDO PAPEL

Etiquetas