Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Teatro Real

El zaragozano García-Belenguer no descarta un ERE en el Real

El nuevo responsable del coliseo operístico se enfrenta a una posible huelga de los trabajadores, a los que la dirección les exige que devuelvan un millón de euros de sus nóminas.

El nuevo director general del Teatro Real, Ignacio García-Belenguer
El zaragozano García-Belenguer, nuevo director general del Teatro Real
EMILIO NARANJO/EFE

Obtener los mejores resultados con los mínimos recursos posibles y capear la crisis sin renunciar a la excelencia son los "mantras" de la gestión que quiere el nuevo director general del Real, Ignacio García-Belenguer, para el teatro, que afronta una amenaza de huelga para los próximos días.

El presidente del Patronato, Gregorio Marañón, ha presentado este miércoles en rueda de prensa a García-Belenguer (Zaragoza, 1967) como sustituto de Miguel Muñiz (Orense, 1939) en el puesto de director general, que simultaneará con el de administrador, un cargo para el que fue contratado hace dos meses.

García-Belenguer negocia "constantemente" con el comité de empresa una solución sobre la mejor manera de "cumplir la ley" que exige que los trabajadores -315 en plantilla- devuelvan un millón de euros que no se les rebajó, como era preceptivo, en aplicación del decreto sobre el sueldo de los trabajadores públicos.

"Hubo un error en la aplicación del decreto de 2010 y así lo han puesto de relieve la Intervencion del Estado y el Tribunal de Cuentas. Eso no es un perjuicio para los trabajadores sino la ley y esto hay que cumplirlo", ha explicado García-Belenguer.

No ha querido valorar si la decisión de no hacerlo cuando se debía ha estado "bien o mal": "Hay que pasar página porque lo hecho, hecho está. Tengo que jugar estas cartas, no evaluar lo hecho por mis antecesores".

Sobre la amenaza de huelga en protesta por esa medida y que coincidiría con el estreno del 'Cyrano de Bergerac' de Plácido Domingo, ha apelado a "la responsabilidad de todos", porque, ha dicho, "una huelga no beneficia a nadie y puede suponer un gran perjuicio económico al teatro".Versiones encontradas

Los miembros del Comité de Empresa han repartido a la entrada de la rueda de prensa una octavilla en la que aseguran que fue el teatro el que no quiso aplicar la rebaja, que les han obligado a hacer jornadas nocturnas y que "las malas planificaciones de temporada hace que se pierdan millones de euros y horas de trabajo".

"Las leyes no prescriben, se cumplen", ha insistido García-Belenguer.

El millón de euros que debe recuperar el teatro, y que la dirección ha propuesto restar de las pagas extraordinarias de los empleados -que deben devolver a razón de entre 3.000 y 6.000 euros- de 2012 y 2013, contribuirá a conseguir el "equilibrio presupuestario" que se propone para este año el nuevo director.

Marañón ha precisado sobre ese asunto que "una cosa es que esa cantidad -el millón de euros- se contabilice en este ejercicio y otra que se pueda posponer el pago en un tiempo razonable".

El Real cuenta desde este mes con 1,5 millones de euros menos que lo que tenía previsto en diciembre pasado porque se ha reducido la aportación del ministerio de Educación y Cultura en un 15%, el del Ayuntamiento en un 38% y el de la Comunidad en un 15%.

En la política de contención de gastos ha descartado que se vaya a suprimir ninguna producción ni de esta ni de la temporada próxima pero sí ha elaborado un catálogo de medidas para ahorrar un millón y medio de euros. El ERE, en el aire

No ha querido decir "ni si ni no" sobre la posibilidad de hacer en el teatro un ERE, porque, ha justificado, "es un tema que hay que tomar con la responsabilidad que merece y valorar las circunstancias".

Tiene "plena confianza" en el intendente del Real, Gerard Mortier, y le parece que la próxima temporada es "excelente".

Así lo revalidan datos, ha detallado, como que en el periodo de renovación de abonos para 2012/2013 "solo" se han dado de baja 191 abonados -de un total de 15.787-, mientras que para 2011/2012 fueron 2.028 las devoluciones, y que se han vendido en un día el 30% de los abonos jóvenes que han salido a la venta.

"Eso no significa -ha matizado- autocomplacencia, y el objetivo es que los abonados que se marcharon vuelvan".

Marañón ha insistido en que la sustitución de Muñiz, que desempeñó la dirección general durante 8 años y tras su relevo el 19 de abril ha pasado a formar parte del Consejo Asesor del teatro, ha sido "tranquila, como estaba previsto y de común acuerdo".

"Se ha tomado conjuntamente la decisión en el momento que parecía más oportuno y en el momento que había candidato para sucederle. La situación había madurado", ha subrayado.

Etiquetas