Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Gastronomía

Capilla ardiente

Los humoristas españoles se despiden de Mingote

Amigos y compañeros del ilustrador fallecido, al que han calificado como "maestro", han destacado su calidad humana y su saber hacer.

Los humoristas José Carabias y Enrique Bariego
Los humoristas españoles se despiden de Mingote
EFE

Los humoristas Tony Antonio, presidente de la asociación de humoristas españoles ASHUMES, José Carabias y Enrique Bariego, amigos del fallecido Antonio Mingote, han destacado la calidad humana del dibujante, al que calificaron de "maestro".

"Como humorista, Mingote era el genio del siglo XX y del XXI, no le olvidaremos nunca, se nos ha ido un maestro, como lo fue Gila", ha considerado Antonio, quien ha recordado que Mingote fue uno de los primeros premiados de ASHUMES.

Por su parte, Carabias se despidió del que fue, "primero un amigo, luego un madrileño importante y lo que más, un genio y un buen compañero, que, al final, está donde le gustaba estar".

Se refería el actor al Retiro, el lugar preferido de Antonio Mingote, como ha recordado Bariego: "Se levantaba temprano y lo primero que hacía era venir al Retiro, lloviera o hiciera frío; se daba una vuelta, desayunaba y cogía la prensa para preparar el chiste del día siguiente".

"Últimamente -ha asegurado Bariego-, el chiste le salía a la primera, porque los personajes los tenia más que sabidos, eran cuatro rasgos pero el texto era lo que valía, pero antes hacía muchos apuntes. Era un ser humano maravilloso y una persona entrañable", ha resumido.

Carabias ha añadido que "lo primero que se leía del 'ABC' era la viñeta de Mingote y todos sabemos que el 'ABC' muchas veces se compraba por ver qué contaba Antonio".

Asimismo, ha recordado la labor del dibujante como escenógrafo en el Teatro Español, donde coincidieron trabajando: "Hacía auténticas maravillas, no sólo era un hombre que tuviera gracia haciendo dibujos y expresándose con los lápices, es que hacía unos decorados maravillosos, un auténtico artista".

Aunque en ese punto, el amigo ha recordado que, "como a todos los grandes" no le gustaba que le llamaran artista, "porque no era ególatra, pero sí que era grande grande".

Etiquetas