Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Espectáculos

El humor y la música de Segarra, en el Principal

El artista aragonés pondrá en escena este viernes la obra 'Pigmalión y yo'.

Javier Segarra
El humor y la música de Segarra, en el Principal

El artista Javier Segarra combina el humor de sus monólogos con la música en directo en la obra 'Pigmalion y yo', con la que pretende transmitir el mensaje de que todo lo que se desea fuertemente se puede conseguir.

Un espectáculo que se podrá ver en el Teatro Principal de Zaragoza del 2 al 5 de marzo y que comienza con la noticia del robo de una estatura en el Museo del Louvre, una desaparición de obras de arte que se repite en todo el mundo, cuyo presunto ladrón está en España y muy cerca del local, ha explicado Segarra este miércoles en rueda de prensa.

Y como a este humorista le gusta que la representación comience al entrar en el teatro, el Principal acogerá en su entrada por primera vez una exposición de ocho esculturas del artista zaragozano Carlos García Lahoz, ha informado.

En 'Pigmalion y yo', Segarra ha explicado que interpretará en directo unas 9 canciones "de toda la vida", como 'Mediterráneo' o 'Quiero abrazarte tanto', acompañado por las voces y los coros de dos chicas y por siete músicos aragoneses de primer nivel.

Una de estas canciones, 'No es lo que parece', ha sido compuesta por el músico Joaquín Carbonell específicamente para este espectáculo, ha señalado.El 'efecto Pigmalión'

La obra, producida por Es Escena Eventos, tiene como hilo conductor el "efecto Pigmalion", de la mitología griega, en el que un escultor esculpió una escultura de mujer, Galatea, con tanta belleza que le pidió a Atenea que la convirtiera en su esposa.

Al final lo consiguió, pero se desconoce si se arrepintió o no, ha agregado Segarra, quien ha señalado que el mensaje es que lo que se desea "fuertemente" se puede conseguir.

Un mensaje trascendental que en su opinión se puede transmitir con el humor, porque "con optimismo y un poco de imaginación es más fácil llevar la vida en este tiempo tan complicado", en el que es muy importante "reirse de nosotros mismos" y en el que "es mejor reír que llorar".

En la obra, dirigida a todos los públicos, y que ya se ha podido ver en el Centro Cívico de Garrapinillos y una pincelada en el centro comercial de Plaza, Segarra hará partícipe al público, pero con "respeto y educación".

Asimismo, introducirá la técnica del "videomapping" para iluminar el espectáculo con tres puntos de proyección, que le confieren movilidad, colorido y profundidad.

Etiquetas