Despliega el menú
Ocio y Cultura

FERIA DE ARTESANÍA ARAGONESA

Gran variedad, poca venta

La XXVIII edición de la Feria de Artesanía Aragonesa ha abierto sus puertas este fin de semana. Cerámica, joyas, textil o vidrio forman parte de la oferta que, como todos los años, satisface a todos los asistentes, si bien los artesanos reconocen que las ventas no han arrancado con demasiada fuerza.

No son pocos los que preguntan por los originales colgantes de Fernando Ribó
Gran variedad, poca venta
A. M.

Hasta 111 expositores se han dado cita en la cita de este año en la XXVIII edición de la Feria de Artesanía Aragonesa, que se prolongará hasta el próximo día 11. La oferta, tan amplia y de tan aparente calidad como en ediciones anteriores, parece no corresponderse con las bajas ventas de las que, por el momento, se lamentan los vendedores. Una situación que, sin embargo, confían acabe revirtiendo.

Entre cliente y cliente, Juan Carlos Fernández sigue creando con mimo nuevos productos. Su materia prima es el cristal, que modela con fuego y esmero. También graba nombres y escudos al gusto del consumidor. "¿Lo que más me piden? Lo más barato", cuenta con una sonrisa.

Llegada desde la provincia de Zamora, Mercedes Alonso vende "pereruelas de Sayago". Se trata de cazuelas y bandejas de barro de distintos tamaños y formas. "Son perfectas para cocinar cochinillo, patatas o lo que quieras", explica. "Es el primer año que vengo, de momento no hemos vendido demasiado, pero confío en que la cosa remonte", señala.

También es la primera vez que Ana, una joven zaragozana, participa en la tradicional feria. Su stand rebosa ropa artesanal adornada con dibujos de la marca 'SeTeVaLaPinza'. Además de camisetas, presenta un producto que, a primera vista, resulta difícil de definir. Ana se encarga de explicarlo: "Es un mei-tai, un sistema asiático para llevar a los bebés. Se ata alrededor del padre y queda una mochila muy práctica".

Juan Maldonado es todo un veterano en estas lides. Después de "más de 20 años" acudiendo puntualmente a la cita con sus espejos esmaltados, este zaragozano espera que "vaya llegando más público", aunque augura que el grueso llegará "al final".

Al mando de sus instrumentos tradicionales aragoneses, Nacho Martínez acumula seis participaciones en la feria. "Este es el año que peor han empezado las ventas", se lamenta. A pesar de ello, no pierde la alegría y regala a los oídos de los visitantes con los sonidos de sus gaitas, dulzainas, zambombas y reclamos.

En la sala multiusos también hay espacio para la publicidad de la de toda la vida: logotipos de Cola-Cao, la familia Telerín o el tipín de Audrey Hepburn adornan las chapas, relojes, termómetros y azulejos que Daniel Calvo, responsable de 'Publiretro', ofrece en su puesto.

Joyas, bronces, artesanía floral o juguetes de madera, entre otros, completan una oferta que, por momentos, parece interminable.

Talleres todos los días

Para aparcar a los más pequeños mientras los padres dan una vuelta por el recinto, la organización ha preparado una serie de talleres en los que los niños pueden divertirse y aprender con el barro y la cerámica. La cita se repite, cada día, de 12.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00.

Los horarios para el público en general van desde las 11.00 a las 14.00 y de las 17.00 a las 21.00.

Etiquetas