Despliega el menú
Ocio y Cultura

ARTE

Antonio López continúa inspirado e ilusionado con su proyecto para El Pilar

El pintor sigue muy interesado en seguir adelante, aunque dos proyectos le han retrasado: la exposición del Museo Thyssen-Bornemisza y su compromiso de acabar en enero el retrato de la Familia Real, en el que lleva trabajando unos catorce años.

Antonio López, con el boceto para la cúpula del Pilar.
Antonio López continúa inspirado e ilusionado con su proyecto para El Pilar
OLIVER DUCH

El artista Antonio López mantiene la ilusión y la inspiración para continuar con su proyecto para una de las cúpulas de la basílica de El Pilar de Zaragoza, una intervención que se presentó hace casi tres años y que ha tenido muy buena acogida en la ciudad y en el propio Cabildo Metropolitano.

María Luisa Safont, gerente de la Fundación Arte y Gastronomía, que impulsa el proyecto, ha asegurado que el pintor sigue muy interesado en seguir adelante, aunque dos proyectos le han retrasado: la exposición del Museo Thyssen-Bornemisza -ahora en Bilbao- y su compromiso de acabar para el mes de enero el retrato de la Familia Real, en el que lleva trabajando unos catorce años.

A pesar de todo este trabajo, el artista manchego también dedica tiempo al boceto del proyecto de El Pilar que le solicitó el Cabildo Metropolitano -que gestiona el templo- y en una maqueta adicional que él quiere presentar para que toda su idea quede clara antes de empezar los trabajos.

Por el momento no hay fecha para reuniones ni para visitas del artista manchego a Zaragoza, aunque ya se está hablando con expertos sobre el tipo de estructura que será necesario instalar para pintar la cúpula y los materiales más adecuados para la técnica que López pretende desarrollar.

"Es difícil, ya que no se puede tener un andamio en El Pilar durante diez años", ha insistido Safont, al tiempo que ha recordado que la intención de Antonio López es pintar la bóveda de la basílica "al fresco".

En sus primeras visitas a Zaragoza, el artista español vivo mas cotizado ya explicó que con su proyecto quiere representar el mundo terrenal y de los fieles en comunicación con la virgen y el mundo espiritual.

Así, pintará en la bóveda un rostro "gigantesco" de la virgen cuya mirada se dirigirá al suelo, donde habrá un grupo escultórico que representa a los fieles y al pueblo.

Safont ha dicho que ya son tres años los que lleva trabajando en este proyecto, pero a su juicio quizá ha sido necesario este tiempo para "encauzarlo todo adecuadamente", ya que este tema "es muy delicado" porque "opina mucha gente: los religiosos, la Comisión de Patrimonio" del Gobierno de Aragón, y "es muy comprometido para el propio artista", ha señalado.

No obstante, el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, ya se ha posicionado a favor de esta intervención varias veces e incluso ha dicho estar "muy contento y feliz" con la posibilidad de que uno de los pintores realistas más importantes del siglo XX deje su huella en una cúpula de El Pilar.

Aunque parezca mentira en estos tiempos, la cuestión económica "no es el problema" en la marcha del proyecto, ya que hay un coleccionista privado interesado en aportar el dinero necesario a cambio del boceto original y de esculturas que componen la obra.

Safont ha insistido en que apenas hay obra de Antonio López en el mercado, por lo que el precio de sus piezas puede estar "por las nubes", y ha recordado la última escultura vendida, que alcanzó los 700.000 euros.

Antonio López nació en Tomelloso (Ciudad Real) en 1936 y, entre otros reconocimientos, ha recibido el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1985 y el Premio Velázquez de Artes Plásticas 2006.

Etiquetas