Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CINE

'Saw VII 3D', final del juego sangriento

'Saw VII 3D' es la última entrega de la polémica saga de violencia explícita y ?gore?. Se estrena en tres dimensiones para impresionar más con las macabras trampas mortales.

Una de las escenas del filme.
Fin del juego sangriento
HERALDO

Una de las sagas más rentables del cine reciente llega a su fin. ‘Saw VII 3D’ es, en principio, el último capítulo de la polémica franquicia en la que las personas se enfrentan a sádicas trampas, con sangrientos resultados, por los errores cometidos en su vida. El episodio final, que se exhibe en formato tridimensional, no está recomendado para menores de 16 años, lo que demuestra la falta de criterio del Ministerio de Cultura en lo relativo a la calificación por edades. Recuerden que en un primer momento ‘Saw VI’ fue clasificada X y relegada a las salas porno por su supuesta apología de la violencia, estrenándose un año después con unos retoques en el montaje. Una incongruencia si se tiene en cuenta que las burradas y el ‘gore’ están presentes en todas las películas.

‘Saw’ tiene adeptos pero muchos más detractores por su violencia explícita. Es un ‘thriller’ de serie B en la línea de la denominada ‘tortura pornográfica’, subgénero que explota el morbo y el carácter ‘voyeur’ del espectador para mostrar en la pantalla el sufrimiento de los personajes. Después de unos años de auge, la ‘tortura pornográfica’ va a menos y no llama tanto la atención, por lo que los creadores de ‘Saw’ han decidido poner fin a la serie. Eso sí, en 3D para que la sangre llegue, literalmente, a las butacas. Este formato no está justificado para el tipo de filme del que se trata y solo es una excusa para aumentar los beneficios en taquilla.

En la séptima entrega, los cómplices de Puzzle (el asesino, fallecido en la tercera parte), su viuda y el perturbado detective Hoffmann, se enfrentan para ‘heredar’ el legado de su mentor. Mientras, un escritor que se ha aprovechado de las víctimas para su lucro personal se verá obligado a superar una serie de ‘juegos’ si quiere salvar la vida de sus seres queridos. La dirección vuelve a recaer en Kevin Greutert y los protagonistas son los habituales: Costas Mandylor, Betsy Russell y Tobin Bell. También aparece Sean Patrick Flanery, quien hacía en la televisión del joven Indiana Jones. Cabe destacar que regresa uno de los personajes clave del universo ‘Saw’ (ojo, no lean esto si quieren mantener la sorpresa), el doctor Lawrence Gordon (Cary Elwes), que en el original tuvo que arrancarse un pie para escapar…

‘Saw VII 3D’ mantiene el espíritu de sus predecesoras y resulta entretenida, aunque menos que otras secuelas. Se nota que la fórmula está agotada. Como ya se ha indicado, el valor artístico de la saga es nulo, si bien hay que reconocer su coherencia interna (aunque no lo parezca, entre muerte y muerte cuenta una historia, la de Puzzle, sus motivos para montar las trampas, y la de sus ‘aprendices’). Solo los fanáticos de ‘Saw’ entenderán la trama de esta película, con guiños a las anteriores. Por si los fans se lo preguntan: sí, vuelve a haber sorpresa final, giro narrativo con el que los siete largometrajes cobran sentido.

Etiquetas