Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Suerte dispar en la representación de Aragón

El documental 'Un dios que ya no ampara', de Gaizka Urresti, se quedó sin premio, pero tuvo mejor fortuna Pedro Rodríguez, un bilbaíno formado en Zaragoza, que competía por el mejor maquillaje por 'Balada triste de trompeta'.

Buenafuente presenta la gala
Buenafuente le echa humor para romper la tensión entre el director y la ministra
EFE

La película de Gaizka Urresti, basada en relatos de Miguel Mena, 'Un dios que ya no ampara', se quedó sin el premio Goya. Competía en la cateogría de Mejor Cortometraje Documental, donde se impuso 'Memorias de un cine de provincias', un documental de Ramón Margareto.

A cambio Pedro Rodríguez, un bilbaíno que creció y se formó en Zaragoza y que competía por el Goya de maquillaje y efectos especiales por 'Balada triste de trompeta', se llevó el premio. Rodríguez estudió en la Escuela de Bellas Artes de Zaragoza y aquí realizó su primera inmersión en el cine.

La última obra de Gaizka Urresti, 'Un dios que ya no ampara' es un cortometraje impactante y emocionante alrededor de una experiencia vital, el viaje de un padre que busca respuestas a la discapacidad de su hijo, un niño que no es como los demás aunque eso no le impide ser feliz.

Etiquetas