Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Tercer Milenio

TECNOLOGÍA

Grandes ideas, pequeños mecenas

Ahora más que nunca, los autores deben agudizar el ingenio para encontrar dinero para financiar sus proyectos.

Grandes ideas, pequeños mecenas
Grandes ideas, pequeños mecenas

Tiempos de crisis. Buenos tiempos para las grandes ideas, pero malos para encontrar a alguien dispuesto a financiarlas. El 'crowdfundig' (micromecenazgo) es una gran idea pensada para salvar grandes ideas. Tal vez una persona no pueda poner 1.000 euros pero si que haya mil personas dispuestas a poner uno.

El proceso es sencillo. En realidad, basta con colgar el proyecto en internet y esperar el dinero. Cualquier idea es susceptible de ser 'microfinanciada', aunque se deben cumplir una serie de requisitos, y el más importante es, obviamente, que guste a sus mecenas.

Cada idea debe tener un presupuesto a lograr en un tiempo determinado. Por ejemplo, un joven director de cine quiere realizar su primer corto, echa números y determina que para llevar a cabo su proyecto necesita 4.000 euros. Sube su propuesta en verkami.com y a partir de ese momento dispone de 40 días para lograr su objetivo.

Pueden ocurrir tres cosas: que consiga el dinero necesario para llevar a cabo su proyecto, que reciba más dinero del que había pedido o que, por desgracia, no llegue a recaudar lo esperado. En los dos primeros casos la idea se hará realidad con el dinero recaudado, mientras que si no recauda todo lo necesario no recibirá ni un euro. Esto es así porque se entiende que «si un creador se marca 100 como objetivo de financiación, es porque necesita exactamente esa cantidad para llevarlo a cabo. Sería difícil hacerlo con solo 60», explican en verkami.com.

Pero, el 'crowdfundig' no está basado en donaciones. Estos mecenas 2.0 esperan recibir algo a cambio de su aportación y la recompensa debe ser proporcional al dinero invertido en el proyecto. Cualquier recompensa es válida, desde un ejemplar firmado de la obra hasta un curso impartido por el mismísimo autor.

Los autores pueden realizar sus sueños y los mecenas reciben su recompensa.

Etiquetas