Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CARLOS SOBERA

«Mi padre era de Borau, igual la función la hago vestido de baturrico»

El popular artista y presentador protagoniza desde hoy en el Teatro Principal de Zaragoza la obra 'La guerra de los Rose', que llevó al cine Dany DeVito con Michael Douglas y Kathleen Turner.

Carlos Sobera, encarnando a Oliver Rose en 'La guerra de los Rose'.
«Mi padre era de Borau, igual la función la hago vestido de baturrico»
DAVID RUANO

¿Qué diferencias hay entre la película y la obra teatral?

Hay una básica: la película era bastante dramática y la versión teatral es mucho más comedia. Con un humor negro y corrosivo, es cierto, porque es la historia de una relación amorosa desastrosa, que muestra lo que pasa cuando la gente se vuelve loca.

Su compañera en la obra, Mar Regueras, ¿es como para amarla o para odiarla?

De ella no tengo ningun pero, Mar no tiene nada que ver con su personaje, que es asqueroso porque es una mujer fría, distante, calculadora, vengativa y capaz de hacer daño racionalmente. El pesonaje masculino es más positivo, más tonto, como suele ser la realidad. El hombre puede ser bruto, pero es mucho más tonto que la mujer. Mi personaje es idiota, no perverso.

¿Usted se siente capaz de llegar a esos extremos de odio?

No, soy incapaz. Se supone que del amor al odio hay un paso, y los periódicos están llenos de noticias terribles que parecen confirmarlo, pero a mí el fenómeno se me escapa. No entiendo una relación basada en la tortura, psicológica o física, y que se puedan llegar a perder los papeles de esa manera.

Aparte de actuar, es usted productor. ¿Quiere ser millonario?

(Ríe) No, quiero controlar mi carrera. Los actores y presentadores como mucho podemos elegir entre los proyectos que nos ofrecen, pero si produces eres tú el que tiene para ofrecer, tienes la iniciativa. A veces te cuesta dinero y hasta prestigio, pero da satisfacción.

¿Qué proyectos tiene ahora?

Con Isla hacemos 'La pecera de Eva' y preparamos para Telecinco otra serie, 'Vida loca', con Toni Cantó, Lolita, Esther Arroyo y Miguel Ángel Muñoz. Y con Arequipa Producciones estrenaremos 'El jefe de todo esto', de Lars von Trier, presentaremos un largometraje basado en una historia real y preparamos un musical maravilloso.

Un productor teatral me dijo que uno no se dedica al teatro para ganar dinero, sino porque sirve para seguir trabajando y crea empleo?

Ponemos mucho trabajo y amor, no mucho dinero, porque no lo tenemos? Pero somos listos y no se lo pedimos a los bancos, hacemos cosas con lo que tenemos, no nos endeudamos como las comunidades autónomas. Aunque para hacer series de televisión de 13 capítulos sí hay que recurrir a los bancos, porque requiere mucho dinero. Pero las pequeñas empresas hacemos cosas con beneficio cero o uno sobre cien porque no interesa tanto ganar dinero como tener a la gente trabajando. Crea tejido empresarial, proyectos e ilusión.

Y en el ámbito de la televisión ¿echa de menos algo?

En la tele está casi todo inventado. Espero que en 2011 y 2012 empiece a haber una recuperación de la confianza y la inversión, porque el entretenimiento está casi desaparecido, se ha sustituido por 'realities', y solo se compran cosas extranjeras. El panorama está complicado y la publicidad se mueve indecisa por la atomización de la oferta televisiva. Somos un país pequeño para tantos canales.

Usted es vasco...

(Interrumpe) Pero mi padre era aragonés, de Borau, en Huesca. Así que igual la función en Zaragoza la hago vestido de baturrico.

Iba a preguntarle si la desaparición de ETA sería la mejor campaña promocional del País Vasco.

No lo dudes. El fenómeno del terrorismo quita todo, no solo visitantes, también tranquilidad, la autoestima y muchos otros valores.

Etiquetas