Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CINE

Buen cine, pero fuera de circuito

La zaragozana Natalia Marín codirige el documental 'Los materiales', elegido como una de las mejores películas de 2010 sin estreno comercial.

Natalia Marín, flanqueada por sus compañeros en Los Hijos,  Luis López y Javier Fernández.
Buen cine, pero fuera de circuito
TXISTI.COM

Un presupuesto de 6.000 euros para un documental rodado sin ningún tipo de subvención, en el pueblo de Riaño (León) que tiende a lo metacinematográfico. Se convierte en un ensayo sobre cómo acercarse y rodar desde la objetividad una historia olvidada. Con estos ingredientes, el documental 'Los materiales', del colectivo de directores Los Hijos, del que forma parte la zaragozana Natalia Marín Sancho (Pinseque, 1982), se ha infiltrado en la lista de la revista 'Cahiers du cinéma' como una de las diez mejores películas del 2010 no estrenadas en el circuito comercial.

Además, este primer largometraje del trío fue galardonado con la mención especial del jurado en FidMarseille, certamen marsellés especializado en documentales que por primera vez en sus dos décadas de andadura ha premiado una cinta española. Un respaldo que también recibió el filme en el Festival Internacional de Cine Documental Punto de Vista de Navarra y mereció una retrospectiva a la filmografía completa de sus creadores en la última edición del de Mar de Plata.

Detrás de Los Hijos, un colectivo autogestionado y autofinanciado, hay tres jóvenes nombres, los de Javier Fernández (1980) y Luis López Carrasco (1981), además de Natalia Marín. Y lo que es más importante, unas ganas terribles de experimentar nuevas formas fílmicas y trabajar con descartes.

Se conocieron allá por 2003 en su paso por la Escuela de Cine de Madrid. Todo empezó cuando realizaron su primer corto juntos, 'El sol en el sol del membrillo' (2008), para enviarlo al concurso Instantes de Paisaje que promueve el Centro de Arte y Naturaleza (CDAN) de Huesca. "Aunque ni nos seleccionaron, descubrimos que trabajábamos bien juntos, nos satisfacía y podía funcionar como fórmula creativa", explica Natalia Marín.

A este análisis de la relación entre el autor cinematográfico y la representación del paisaje, le siguió su segundo corto, 'Ya viene, aguanta, riégueme, mátame' (2009). En él, colocaron su cámara en los puntos exactos en los que se rodaron planos de películas del cine patrio como 'El espíritu de la colmena', 'Amantes' y 'La ley del deseo'. Eso sí, sin actores ni iluminación ni edición de sonido.

Su segundo largometraje documental y último proyecto, 'Circo' (2010), que ahora están moviendo por festivales, es parte del material que se rodó en Riaño, donde conocieron a la familia protagonista. Se trata de un retrato directo de un día en la vida de una jovencísima familia de artistas circenses. "Es una obra de observación, que gira alrededor de cómo filmar una jornada de trabajo com una forma más de rutina", comenta Natalia Marín.

El solo gesto de presentarse como un colectivo autogestionado y de no contar, ni solicitar, el apoyo de instituciones públicas, y no distribución en salas comerciales, les define. En este juego fílmico de experimentación, los tres directores miran hacia referencias como Jammes Benning, F. Wisseman, W. Herzog, Gus Van Sant y Bela Tarr, entre otros.

En este 2011, dice Natalia Marín, van a intentar averiguar "si se puede sobrevivir en el circuito alternativo, que da más alegrías que la Academia". Cada uno de ellos tiene su trabajo más allá de Los Hijos. Los proyectos les rondan por la cabeza, aunque prefieren no mentarlos. Estos días están hablando de su posible participación en un festival de cine 'on line' que se está preparando para marzo.

'Los materiales'. Con este primer largometraje documental han irrumpido en la escena nacional e internacional del cine más alternativo. La idea inicial de un relato sobre el pueblo de Riaño sepultado por las aguas se ve superada por historias paralelas, las interrogaciones de ellos mismos sobre cómo filmar y la utilización de los descartes de cámara.

Etiquetas