Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

OCIO ENTRE LOS MÁS PEQUEÑOS

La crisis afecta poco a los espectáculos infantiles de la Navidad aragonesa

Los teatros Arbolé, Principal y del Mercado están registrando llenos, por la calidad de la oferta y lo ajustado de los precios.

Los Titiriteros de Binéfar, en su tradicional 'Retablo de Navidad'.
La crisis afecta poco a los espectáculos infantiles de la Navidad aragonesa
TITIRITEROS

Miles de espectadores están acudiendo un año más a los teatros zaragozanos en estas fechas para asistir a la programación especial dedicada a los niños. Exito que, en plena crisis, resulta particularmente gratificante a quienes organizan y ofrecen este tipo de actuaciones.

En el Teatro del Mercado, como ya viene siendo habitual desde hace años, los Titiriteros de Binéfar saben lo que es llenar hasta la bandera con montajes tan típicos como su 'Retablo de Navidad', que llevan una semana representando y ha sido visto ya por más de 5.800 personas (entre las funciones escolares y las de público general). Pilar Amorós, de la compañía oscense, dice satisfecha que las funciones están yendo "muy bien", y eso que "este año hay más oferta que otros para público familiar".

Para la veterana titiritera, entre las claves del éxito están no solo la calidad de su trabajo (ganador del Premio Nacional), sino también la contención en el coste en una época económica difícil. "Hemos mantenido los precios, aunque somos conscientes de que con un espectáculo que se hace incluso con la música en vivo y en un recinto para poca gente (el Mercado tiene 208 localidades) eso conlleva hacer más 'bolos' y trabajar más para ganar lo mismo. Pero creemos que la gente lo agradece. Hacemos un productor asequible y viene a verlo gente de todos los niveles sociales. Si nos anunciásemos en televisión, igual tendríamos que subir los precios...", comenta Amorós, que también esta satisfecha con su experiencia en los centros cívicos de los barrios rurales. "Viene mucha gente, porque a los que viven en los barrios les gusta que se hagan cosas allí, está superbién".

Tampoco se quejan en Teatro Arbolé, que durante los primeros días de su ciclo navideño, con 'Los tres cerditos', vieron cómo el aforo de su sala no era suficiente para tanto espectador. "Hubo gente que se quedó en la calle sin poder entrar", afirma su gerente, Esteban Villarrocha, quien estima que "en las 21 representaciones programadas llegaremos aproximadamente a 3.300 espectadores".

Arbolé, que esta Navidad dedica todas las funciones a espectáculos de su propia compañía, tampoco ha elevado las tarifas. Villarrocha comenta que en lo único que sí notan la crisis es en que la gente recurre más frecuentemente a las bonificaciones que ofrecen, pero que "las salidas de Navidad a Arbolé y a ver a los Titiriteros en el Mercado están ya consolidadas".

En cuanto al Teatro Principal, Caleidoscopio logró casi 1.500 espectadores con su 'Ondina Glups' y el 'Zoo' de Yllana superó los 1.600. Tampoco van mal las ventas anticipadas para 'Érase una voz la historia', que b-Vocal ofrecerá los días 3 y 4 de enero (ya se han adquirido más de 1.800 localidades) o la única función de 'Érase una vez la magia' el 2 de enero (ayer quedaban libres menos de 20 de las casi 1.000 butacas disponibles).

Otros espectáculos infantiles promocionados en estas fechas no están recibiendo tan buena acogida. El musical que traerá al pabellón Príncipe Felipe al popular personaje televisivo Bob Esponja apenas ha vendido 400 entradas de las más de 3.700 puestas a la venta, acaso porque el día elegido (22 de enero) se sale algo del marco navideño, o porque las entradas tienen un coste sensiblemente superior (de 26 a 36 euros). Tampoco cuajó el ballet 'Blancanieves' presentado en el Palacio de Congresos de Huesca el 22 de diciembre, con solo 172 espectadores, muy lejos de los 937 que logró en ese mismo recinto 'Magical' en noviembre.

Etiquetas