Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

teatro infantil

Pinocho se convierte en niño en Arbolé

Dos musicólogas y pedagogas aragonesas estrenan una obra que combina teatro, música y danza para los más pequeños.

Ana Quílez Ibáñez (Lerenda) y Beatriz Oseira Abril (Menda).
Pinocho se convierte en niño en Arbolé
HERALDO

Dos musicólogas y pedagogas zaragozanas, Ana Quílez Ibáñez y Beatriz Oseira Abril, descubrieron hace poco más de dos años por una casualidad su faceta de titiriteras. En enero de 2007 presentaban en el Teatro de la Estación de la capital aragonesa su primer cedé de canciones infantiles, la mayoría composiciones de la pedagoga aragonesa Mariángeles Cosculluela (1943-2002), y alguien les sugirió que podían realizar un guión teatral. Dicho y hecho. Tras cerca de un año de trabajo y clases de interpretación, el espectáculo 'Menda, Lerenda y el sueño de Pinocho' se estrenaba el 18 de abril del año pasado en el Auditorio de Barcelona. La obra, que combina música, danza y teatro, está pensada para niños a partir de 2 años, pero los más pequeños de esta edad también se enganchan a una historia muy visual, participativa y con continuos cambios de ritmo.

El cuento de esa marioneta de madera esculpida por Gepeto, que quiere a su lado a un niño de carne y hueso, se relata a través de las canciones que parecen brotar de un baúl y transmiten al muñeco esos recuerdos imprescindibles que debe atesorar para transformarse en humano. "En ellas se habla de las estaciones del año, de las partes del cuerpo, del gusto de un pastel de chocolate... y necesitamos de la participación del público para que el hechizo con Pinocho surta efecto", explica Beatriz Oseira.

Sobre el escenario, dos actrices, Beatriz Oseira (Menda), que interpreta el papel de "la lista y espabilada" y Ana Quílez (Lerenda), la "ingenua" del montaje; además de la bailarina y coreógrafa Laura Almenta que da vida a los distintos personajes que aparecen en el relato. Y por supuesto, ese Pinocho que todo el mundo espera cobre vida en cualquier momento.

Aunque la obra está recomendada para niños a partir de 2 años, Beatriz Oseira apunta que la función también "engancha" a más pequeños. "Se trata de un espectáculo muy visual y auditivo, con música en directo, que mantiene la atención de los más peques. Luego, a partir de los 4 años es cuando ya empiezan a reconocer las canciones y disfrutan de otra manera", señala.

Esta particular banda sonora incluye melodías como 'Llega el otoño', 'El gallito', 'El ascensor', 'Los patos', 'Pinocho'... Los temas en castellano habían sido editados por Anaya en el 94, aunque actualmente este material está descatalogado. Mendalerenda los reeditó con una nueva instrumentación y también los tradujo al catalán.

Su paso por el Teatro Arbolé coincide con la salida al mercado y la presentación del disco en ingés 'English songs for children'. Alguna versión en la lengua de Shakespeare seguro que se 'cuela' en el espectáculo. Las letras se pueden descargar en la página www.mendalerenda.net.

El dúo tiene otros proyectos en cartera. Están buscando una editorial para publicar una guía didáctica para el ciclo de Infantil con el material de Pinocho y preparan nuevos cedés sobre canciones de Navidad y de fiestas populares.

Etiquetas