Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesAragón confirma 41 contagios, 11 menos, sin fallecidos

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

FERIA DEL LIBRO ARAGONÉS

Ni Costa ni el Pilar pueden con la crisis

La Feria de Monzón iguala la cantidad de público de años anteriores y pierde en volumen de ventas.

Daniel García-Nieto fima 'Aventura bajo el Pirineo'.
Ni Costa ni el Pilar pueden con la crisis
JOSÉ LUIS PANO

Yo cambiaría algunas cosas de la Feria del Libro Aragonés de Monzón (FLA) -decía anoche Chusé Raúl Usón, editor de Xordica-. Apostaría más por la calidad que por la cantidad. Creo que sería mejor que los organizadores hicieran sus propias apuestas, que se eligiesen quince o veinte libros y que fueran esos los que se presentan aquí". Usón cree que ha habido la misma cantidad de gente que en años anteriores, pero se ha mostrado más remisa a comprar.

"Nosotros hemos vendido alrededor de la mitad del año pasado", señala. Xordica llevó como novedad absoluta la gran apuesta del sello: 'O trasgresor piadoso', un cuaderno de campo de Severino Pallaruelo, redactado "en un aragonés muy personal e íntimo", donde mezcla la poesía y el verso con sus dibujos a la acuarela. Ese cuaderno, de exquisita factura y muy manejable, sería el primero de una serie. Para Óscar Sipán en la FLA ha habido algo menos de público, "al que le costaba mucho que los libros le entrasen por los ojos. Pienso como Chusé Raúl: hay demasiadas cosas en la feria, demasiadas presentaciones".

Más allá de esas observaciones, Óscar Sipán se mostraba satisfecho: Tropo Editores ha presentado la novela 'Réquiem por los que están por venir' de Jorge Deprá y 'Venganza de sangre' de Sebastián Roa, una narración histórica de 850 páginas que sucede en tierras de Francia y de la comarca de Monzón. "Creo que ha sido, con 'Regreso al alba' (Pirineo), de José Antonio Adell, el libro de la Feria. Nosotros hemos vendido algo más de medio centenar", dice.

Poesía, cómic y Costa

Trinidad Ruiz-Marcellán, editora de Olifante, afirmaba a la hora del cierre de la feria que "ha habido muchísima gente. Yo creo que más que nunca. Lo que más me ha llamado la atención ha sido la cantidad de gente joven que ha mostrado interés por la poesía. Nuestro éxito aquí ha sido la antología 'Yin. Poetas aragonesas, 1960-2010', vinieron varias escritoras, recitaron sus poemas, y luego el libro se vendió muy bien".

En la feria ha habido muchas novedades. El colectivo Malavida, siempre tan iconoclasta, presentaba 'Pilar ultimate' (Editorial Cornoque) con textos de Jorge Asín e ilustraciones de Moratha; este cómic futurista y delirante arranca con una noticia inesperada: las bombas del Pilar se han activado y si nadie lo remedia el edificio estallará por los aires. Veremos, poco a poco, en diversos 'flash back' y viajes hacia el futuro, en concreto al año cinco mil y pico, que nada es lo que parece. El otro título de Malavida que ha tenido un gran éxito ha sido 'Aventura bajo el Pirineo', de Daniel García Nieto. APILA también presentaba 'La rana y la serpiente' de Marta Alonso. En la planta inferior, junto a estands de grupos anarquistas y ateneístas, había una muestra dedicada a la conmemoración de los 80 años de la Sublevación de Jaca.

Otra apuesta, en este caso de Rolde, es 'Soldados aragoneses en la Segunda Guerra Mundial' de Diego Gaspar Celaya, un libro muy atractivo, lleno de imágenes, que inicia una colección dirigida por Julián Casanova. Ha habido muchas otras novedades como el libro-documental 'Mediano. La memoria ahogada'; 'La escarcha sobre los hombros' de Lorenzo Mediano, que firmó con Onagro, ha sido adquirida en Estados Unidos y en Italia; la edición de 'Calaveras atónitas' de Moncada, realizada por Gara d'Edizions...

Y cerramos con los dos volúmenes de 'Textos sobre las lenguas de Aragón' (Aladrada ediciones) de Joaquín Costa, con edición de I. López Susín e introducción de Ramón Sistac. Esta ha sido la feria de Labordeta, homenajeado por un puñado de amigos y por el cantautor Ángel Petisme, y del polígrafo montisonense Joaquín Costa, en la víspera del primer centenario de su muerte.

Etiquetas