Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

FESTIVAL

Un Egipto milenario en forma de danza

El encuentro 'Al Hamad' vive esta noche su gran gala y enseña unos bailes de orígenes lejanos.

Mohamed Shahin.
Un Egipto milenario en forma de danza
ANTONIA AZAHARA

No es solo un simple movimiento de cadera, se trata de la manifestación cultural de un pueblo". Así de rotunda se muestra la bailarina Antonia Azahara cuando habla de la danza oriental. Ella es la organizadora del III Festival Internacional 'Al Hamad', que vive hoy, a las 20.00, su gran noche en la gala, Se celebrará en el zaragozano Colegio Jesús María el Salvador, donde actuarán bailarines de medio mundo.

Los beneficios físicos de la danza del vientre han sido probados por el Colegio de Enfermería de Zaragoza, que imparte cursos para facilitar el parto a las embarazadas. Este baile posibilita también, entre otras cosas, el alivio de los dolores menstruales, la corrección de malas posturas y el fortalecimiento del suelo pélvico.

Sin embargo, la danza oriental va más allá de la conocida danza del vientre. El bailarín egipcio Mohamed Shahin señala la variedad de estilos que existen según la zona donde se practique: "Hay teorías de que el origen es egipcio, pero existe el estilo turco, el libanés...". El 'tanoura' es una de las danzas que enseñará esta noche y consiste en dar vueltas y vueltas con enormes faldas de colores durante minutos. ¿El truco para no marearse? "No hay secretos, solo entrenamiento", indica el bailarín.

Otro de los estilos que exhibirá Shahin será el 'saidi', baile que proviene de un juego milenario con bastones en el que los pastores competían. La evolución de esta práctica la llevó a convertirse en una vistosa danza que, en un principio, era solo para hombres. Sin embargo, las 'gawazzi' (chicas gitanas de la región de Said, en Egipto) se atrevieron hace cientos de años a imitar a sus compañeros, siendo las primeras mujeres en hacerlo.

Etiquetas