Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Música

El Festival de Jazz de Zaragoza le enseña los dientes a la crisis

David Sanborn, Christian Scott, Gonzalo Rubalcaba, Chucho Valdés y Esperanza Spalding tocarán en noviembre en la Multiusos. Se ha previsto una noche de soul, con el objetivo de captar nuevo público, y habrá sesiones lectivas para niños en la sala Luis Galve.

Chucho Valdés.
El Festival de Jazz de Zaragoza le enseña los dientes a la crisis
HERALDO

El piano cubano, con dos titanes del calibre de Chucho Valdés y Gonzalo Rubalcaba, y el saxo de David Sanborn y Donny McCaslin lideran en brillo y bemoles el cartel de la edición 2010 del Festival de Jazz de Zaragoza, que se celebrará del 11 al 21 de noviembre en la sala Multiusos del Auditorio. Un cartel que con los arriba citados y figuras como Christian Scott, Esperanza Spalding y Billy Cobham, hará temblar los tobillos con emociones fuertes, ya sean conocidas o de nuevo cuño.

Valdés, que el año pasado no pudo acompañar a Concha Buika en el recital de apertura, viene esta vez al frente de la banda Afrocuban Messengers. Su último disco, 'Chucho's Steps', tiene más guiños que una partida de mus, empezando por el propio nombre, que refiere al 'Giant Steps' de Coltrane. Wynton Marsalis (y familia) o Joe Zawinul reciben la reverencia musical de Valdés en este trabajo.

Su compatriota Gonzalo Rubalcaba, nacido veintidós años después en una Habana distinta y cortado por el mismo patrón pasional, es un músico multipremiado que desde 1993 ejerce su arte fuera de Cuba. Los premios Grammys que adornan la repisa de su casa en el sur de Florida premiaron su estilo al piano, tan feroz como impecable en el aspecto técnico, gracias a la tradición familiar (otra similitud con Valdés, quien fuera su padrino en La Habana cuando Rubalcaba era un talento imberbe) y a la experiencia de infinidad de noches de música en la capital cubana.

Talentos de ayer, hoy y mañana

La parte sajona del cartel tiene como referencia inicial a Donny McCaslin, talento de la factoría Berklee, y protagonista de la velada inicial junto al pianista Uri Caine. McCaslin y su saxo tenor son el perfecto ejemplo de un talento infantil consolidado con brillantez en la edad adulta. A los doce años ya tocaba con su padre, igualmente músico profesional, y en la adolescencia tocó tres años seguidos en el Festival de Monterey con su propia banda, además de experimentar en un combo de salsa. Viene con Uri Caine, de cuyo talento ya tiene constancia el público zaragozano: su última visita fue en 2007.

David Sanborn es el hombre comodín en el gremio de los saxofonistas. Su versatilidad le permite brillar en clave de jazz, funk, soul, pop y hasta rock. Eric Clapton, Bruce Springsteen, Stevie Wonder, David Bowie y Paul Simon se han beneficiado de su talento en estudio. Sus últimas producciones son homenajes a Hank Crawford y Ray Charles, figuras de referencia para este saxo alto de Tampa a quien las nuevas generaciones han mostrado su reverencia con mimética devoción. Por su parte, Billy Cobham (que cierra el festival) es sin duda uno de los baterías más aclamados de todos los tiempos, por trayectoria y estilo revolucionario.

En cuanto a Christian Scott y Esperanza Spalding, sería válido señalarles como los talentos emergentes del cartel. Lo que ocurre es que ya son estrellas. Scott, a sus 27 años ya está considerado como uno de los mejores trompetistas del mundo. Spalding, que canta, toca y compone, cautiva a todo aquél que la escucha.

La oferta se completa con la noche del soul, cuyo peso llevarán los Soul Tellers, acompañados de los zaragozanos The Faith Keepers. La Fox Jazz Band de Chus Fernández (con Pahola Getz), Antonio Ballestín Triovivo completan la alineación del festival, que los días 16 y 17 tendrá sesiones de jazz para niños en la sala Luis Galve a cargo de la Monkayo Jazz Band, en una actividad que se canalizará a través de centros escolares.

Etiquetas