Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

TEATRO

Mayumana jugará con el tiempo en el Teatro Principal con su montaje 'Momentum'

Se podrá ver del 20 al 24 de octubre y, además de guiños tecnológicos, incorpora por primera vez interacción con el público.

"Me imagino que cada uno se ha hecho alguna vez la pregunta: ¿Qué haríamos si pudiésemos jugar con el tiempo? ¿Retrasarlo, avanzarlo, ir al futuro para pasar rápido un año malo o retroceder cinco años atrás para recuperar lo bien que lo pasamos?". Así resume Aka Jean Claude Thiemele, actor y coordinador artístico de Mayumana, la premisa de partida de 'Momentum', el nuevo espectáculo que la compañía traerá al Teatro Principal de Zaragoza a finales de octubre.

Sin perder dos rasgos del estilo básico de la compañía -el ritmo y el sentido del humor-, el equipo de 'Momentum' ha trabajado en una puesta en escena que va un paso más allá en varios aspectos: habrá interacción con los espectadores, una banda de tres músicos tocando en directo, un videojockey y el uso de recursos tecnológicos para enriquecer el aspecto visual del espectáculo.

Thiemele, que procede de Costa de Marfil y lleva siete años formando parte de Mayumana, será una de las 12 personas de la compañía que viajarán a Zaragoza, aunque solo diez saldrán al escenario en cada una de las funciones programadas. Advierte que, debido a que en 'Momentum' cada artista ha desarrollado su participación en concordancia con su propio carácter, "se pueden ver cosas diferentes cada día". "Según quién esté en escena cada vez, la cosa cambia, por eso se puede ver dos veces el espectáculo y que sean diferentes".

Además, en el caso de 'Momentum', ese margen de sorpresa es todavía más amplio, precisamente porque se requiere en algún momento la participación del público, lo que exige a los artistas improvisar más de lo habitual. "El público es uno de los componentes del montaje, bajamos con intrumentos a tocar con el público, a hacer comedia, improvisar e incluso los animamos a subir a escena", adelanta Thiemele, que sin embargo prefiere no dar detalles. "¿Qué vamos a hacer? Sorpresa... Así se notará más la naturalidad del público". Con una gran sonrisa añade que si los espectadores lo hacen bien, estupendo, y si no les sale muy allá o prefieren no cooperar, "ahí estaremos nosotros y nuestra creatividad para improvisar y que todo el mundo siga estando a gusto y pasándolo bien".

Además, según indicó el artista, "vamos a grabar al público en algunos momentos, pero no diré cuándo, y luego vamos a proyectarlo en directo". Ello es posible gracias a la participación de un videojockey que se encarga de ir seleccionando las imágenes que se proyectan a lo largo de toda la función.

El muro mágico

'Momentum' cuenta también con un nuevo decorado, que Thiemele definió como "una pared que es un muro mágico, que se mueve adelante y atrás, y que está dividido en diez habitaciones tapadas para que quien está en cada una no vea a los demás". En cada celda se aloja uno de los artistas de Mayumana. Lo fascinante es ver cómo hay "diez personas bailando, haciendo música y moviéndose sin verse mutuamente, y que todo esté clavado, que haya una sincronización perfecta".

Entre las cosas llamativas de 'Momentum' están también los efectos con la luz para conseguir que parezca que los artistas se mueven "a cámara lenta o más deprisa" de lo normal. Y, por supuesto, el amplio abanico de objetos e instrumentos que la compañía es capaz de emplear para hacer percusión y música, algo que ha marcado el sello de identidad del grupo desde su nacimiento hace 14 años. En 'Momentum' hay muchas guitarras, tubos, pelotas, castañuelas... y hasta bicicletas.

"Hay energía, ritmo, humor y muchas canciones, algunas a capela y otras con una banda en directo de batería, bajo y guitarra eléctrica, algo que antes nucna habíamos tenido", resume Thiemele.

Para todas las edades

'Momentum', que dura alrededor de hora y media, está pensado para "todo tipo de público: niños, mayores, hombres, mujeres y viceversa", bromeó el artista, que subrayó que se trata de un montaje salido de la conjunción del talento de artistas especializados en varias disciplinas artísticas y que está en permanente proceso de perfeccionamiento.

"Mayumana no tiene límites, siempre intentamos mejorar. Ensayamos cada día dos o tres horas antes de la función y tomamos notas todos los días para corregir cosas o guardar las que más nos han gustado, porque a veces las cosas salen bien y en otras ocasiones... ¡mejor!", concluye riendo Thiemele.

Etiquetas