Despliega el menú
Ocio y Cultura

EXPOSICIÓN

Las grandes religiones comparten la costumbre de repetir el nombre de Dios

La muestra 'Nama japa mala', que se puede visitar desde hoy en la Sala de Exposiciones Ibercaja Actur, recorre la historia del rosario.

Las grandes religiones comparten la costumbre  de repetir el nombre de Dios
Las grandes religiones comparten la costumbre de repetir el nombre de Dios

Quién no ha gritado varias veces el nombre de su equipo en el estadio o ha reaccionado con un "Dios, Dios, Dios" antes de un susto. "Eso tiene una explicación y ya lo hacían hace más de tres mil años en la India", cuenta Mario Onieva, comisario de la exposición 'Nama japa mala. Las cuentas de la repetición del nombre', que se inaugurará hoy en el Centro Cultural Ibercaja Actur (Antón García Abril, 1) y que presenta la evolución que han sufrido los rezos de repeticiones en el hinduismo, el budismo, el islamismo y el cristianismo.

El recorrido se hace a través de más de 200 rosarios, un elemento común en las cuatro grandes religiones, aunque la oración varíe. "Nama japa significa repetición y nombre. Mala es la sarta de cuentas o rosario", aclara Onieva

Los hindúes, por ejemplo, rezan con un rosario o 'mala' de 64 o 100 cuentas. Los budistas, en cambio, usan uno de 108, el 'sumeru mala', o uno reducido de 27 cuentas. Todos se basan en la repetición, y en eso ganan los musulmanes, que tienen hasta 99 nombres para llamar a Alá.

"Estoy seguro de que la Virgen nos escucha a la primera, pero repetir produce cierta satisfacción personal. Ha dejado de ser algo religioso y se ha convertido en algo cultural", explica Onieva, que añade que la muestra cuenta con un documental sobre las diferentes formas de usar el 'mala' y un oratorio al estilo de cada religión para "poner en contexto los rosarios".

El comisario asegura que "no se han tenido predilecciones" y todas las religiones cuentan con un espacio similar: "Terminamos con el cristianismo porque fueron los últimos en adoptar los rosarios, que comenzaron en la India, en el siglo XIII a. C., luego pasaron al budismo y al islamismo. Los musulmanes los trajeron a Occidente".

La exposición se complementará con dos conferencias: 'Del mala al rosario: una tradición común', a cargo del propio Onieva, y 'El recuerdo potencial. Reminiscencia y repetición en las tradiciones de la India', por el historiador Juan Arnau, el 5 y el 26 de octubre respectivamente.

Organizada en colaboración con el Instituto de Ciencia e Investigación Juvenil de Aragón y gracias "al empeño de Mario (de su colección privada han salido los rosarios)", como mencionó José Luis Lasala, jefe de actividades culturales de Ibercaja, se podrá ver hasta el 12 de noviembre, de lunes a viernes, de 18.00 a 21.00 (entrada libre).

Figuras de la exposición. A la izquierda, uno de los oratorios que se han recreado. A la derecha, una de las figuras expuestas hindúes en 'Nama japa mala. Las cuentas de la repetición del nombre'.

Etiquetas