Ocio y Cultura
Suscríbete

La lírica aragonesa se deja sentir en el panorama europeo

Carlos Chausson es la referencia de una excelente cantera de nuevos valores.

ZARAGOZA. La lírica aragonesa tiene un puñado de figuras dejando huella por los teatros y las aulas de formación en toda España? y buena parte de Europa.

María de Félix estuvo en Módena y Bolonia (Italia), para tomar clases magistrales con Mirella Freni, Sergio Bertocchi y la repertorista Paola Molinari. En los escenarios transalpinos hizo 'Cosí fan tutte', de Mozart, y protagonizó una velada muy especial en la Sala Principal de la Reale Accademia Filarmonica Di Bologna, donde el mismo Mozart interpretó un concierto a los 12 años. También cruzó el charco recientemente: De Félix disfrutó de una beca de tres meses otorgada por la DPZ para Nueva York (EE. UU.) con la profesora de canto Ruth Falcón.

En cuanto a Eugenia Enguita, debutó en el Teatro Real en 2009 junto a Carlos Chausson en 'La italiana en Argel', aunque ya había pisado ese escenario en óperas para niños. En el Auditorio Nacional estuvo con 'El Mesías' de Haendel, y participó en la puesta en escena de 'El rapto del serrallo' en el festival belga de Alden Biesen. Ahora graba con los Músicos de su Alteza.

Por su parte, Mª Eugenia Boix ha efectuado este año una 'master class' de lied en Bruselas (Bélgica), de presencia por encuentro mensual, gracias a una beca de Juventudes Musicales de Madrid. También ha realizado un posgrado de ópera en Barcelona.

Ha participado en el festival de ópera de Jaén, en el Teatro Real, y con el Dúo Orpheo (a guitarra y voz) actuó en Manchester (Gran Bretaña), además de cantar en la sede ginebrina de la ONU con el trío Wogen (trompa, piano y voz) y de participar en el Festival Internacional del Camino de Santiago de Jaca y girar con la Sinfónica de Cadaqués, bajo la dirección de sir Neville Marriner. También ha grabado con Los Músicos de Su Alteza una ópera de Nebra. El año que viene, gracias a otra beca, estudiará en Ginebra (Suiza).

El joven barítono Isaac Galán (aún no tiene 30 años) acumula tres temporadas como solista de la opera de Linz (Austria), con más de 30 roles y unas 120 funciones. Este año ha hecho toda la temporada en el Palau de Les Arts, donde ha interpretado 'La vida breve' de Falla bajo la batuta de Lorin Maazel y 'Salomé' dirigido por Mehta.

En cuanto a Carlos Chausson, a sus 60 años y tras 35 de carrera profesional, el asunto es de (feliz) paradoja. Tiene contratos hasta 2013 pero asegura: "Espero retirarme ya pronto y dedicarme a la enseñanza, aunque no deje de cantar en determinados teatros y con papeles y momentos adecuados. Ayuda mucho estar activo para enseñar".

Chausson estará la segunda quincena de octubre en Berlín con 'El barbero de Sevilla', y luego se estrenará con el papel de 'El pistola' de 'Falstaff' hasta finales de diciembre. De ahí a Zurich (Suiza) con Rossini y luego, en abril, 'Las bodas de Fígaro' en Madrid, además de un concierto en París. "Y espero colaborar con el Conservatorio de Zaragoza, siempre estoy dispuesto a volver, pero espero no ser de esos que la gente diga: '¿Por qué no se retira ese señor?'. Quiero tener la lucidez y la conciencia de irme cuando mi voz ya no sea un instrumento operativo", dice.

Etiquetas