Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

EXPOSICIÓN

Cénit y ocaso de la nobleza aragonesa en una exposición sobre la Edad Media

Se puede disfrutar en la capilla de San Martín del Palacio de la Aljafería hasta el 17 de octubre. Incluye documentos escritos en latín, castellano y aragonés.

El profesor Guillermo Redondo enseña una de las obras incluidas de la exposición.
Cénit y ocaso de la nobleza aragonesa en una exposición sobre la Edad Media
JOSÉ MIGUEL MARCO

La Edad Media aragonesa es desde ayer un poco más accesible para todo aquel que se acerque al Palacio de la Aljafería. La exposición 'La nobleza aragonesa' exhibe documentos históricos que datan desde el siglo XVI hasta el año 1900. Estas joyas, recuperadas del Fondo Documental Histórico de las Cortes, serán expuestas al público durante tres meses. Títulos nobiliarios, árboles genealógicos, mapas generales del Reino o coloridos escudos de armas son algunos de los archivos que se pueden admirar en la capilla de San Martín del Palacio de la Aljafería. La entrada es gratuita y estará abierta al público hasta el 17 de octubre, en horario de mañana y tarde.

La mayoría de escritos son de los siglos XVII y XVIII, época en la que las ideas de la Revolución Francesa hacían menguar a la nobleza. Lo que más abunda en la exposición es la documentación judicial y los distintos pleitos por la posesión de los señoríos. Algunos de los escritos muestran los conflictos entre la incipiente burguesía y los nobles, que ya desde el siglo XII se fueron agrupando en cofradías para defender sus privilegios. También se pueden admirar documentos que recogen las funciones políticas y militares de este pudiente estamento. Los manuscritos más solemnes, adornados con una caligrafía característica de la época, están escritos en latín, aunque también los hay redactados en castellano antiguo y aragonés.

Guillermo Redondo, profesor de historia y encargado de asesorar a las Cortes para el Fondo Documental Histórico, destacó uno de los escritos más importantes de la muestra: la investigación del aragonés Juan Francisco Montemayor realizada en el siglo XVII sobre el origen, los privilegios y el poder de la nobleza. Según Redondo, "se trata del mejor trabajo que se ha hecho sobre este estamento de la Edad Media". También se exponen cartas reales como una de Alonso de Aragón dirigida a su padre, Fernando II el Católico.

Francisco Pina, presidente de las Cortes de Aragón, no quiso perderse la presentación de la muestra e invitó a todos los aragoneses a acudir para, según dijo, "ver de dónde venimos". Pina fue más allá en su recomendación y añadió que esta exposición "debe llevarnos a una reflexión: cómo evoluciona la humanidad y cómo hemos evolucionado nosotros mismos". El presidente de Ibercaja, Amado Franco, entidad que colabora con las Cortes para la recuperación del archivo histórico, agradeció al profesor Guillermo Redondo y a todo el equipo técnico su esfuerzo por sacar la exposición adelante. "Su labor callada y eficiente ha conseguido conservar un auténtico tesoro de la historia de Aragón", añadió el alto directivo de la entidad.

La digitalización, retrasada

Según estaba previsto, la digitalización del Archivo Histórico de las Cortes de Aragón tenía que haber estado colgada en Internet para el mes de mayo. Sin embargo, a fecha de hoy todavía no ha sido posible. Según Maite Peregrín, jefa de servicios de la Biblioteca de las Cortes, se está ultimando el software que hará esto posible. En unas semanas se subirá a la página web del Parlamento la primera fase de la digitalización. 976 piezas históricas que estarán a disposición del público a golpe de 'clic' de ratón.

Etiquetas