Despliega el menú
Ocio y Cultura

EN DIRECTO

Barcelona se rinde al rock y el blues de Aerosmith

La banda de rock norteamericana Aerosmith ha celebrado sus 40 años con un único concierto en España, en un Palau Sant Jordi a rebosar, con más de 14.000 personas, en el que han exhibido su veta rockera, de hard-rock y de blues.

El cantante de Aerosmith, Steven Tyler
'Los chicos malos de Boston' conquistan Barcelona
EFE

El grupo bostoniano se presentó en la noche del domingo en Barcelona al completo, con todos los integrantes, a pesar de las dudas que planeaban sobre la posibilidad de que su líder, Steven Tyler, pudiera participar en la gira mundial del 40 aniversario.

En las dos horas que duró el concierto, el grupo repasó algunos de los temas que más han marcado la trayectoria de esta banda que crearon el cantante Steven Tyler y el guitarrista Joe Perry en 1970, sobre las raíces del blues y el rock que practicaban Yardbirds, Led Zeppelin o Deep Purple.

Junto a ellos se encontraban sobre el escenario del Sant Jordi el guitarrista Brad Whitford, el bajista Tom Hamilton y el batería Joey Kramer.

Los fans del grupo han podido disfrutar al fin de un concierto de Aerosmith después de que sus actuaciones estuvieran en el alero desde que hace casi un año, en agosto, tuvieran que suspender la parte final de la gira estadounidense al caerse Tyler del escenario en Dakota del Sur.

Las alarmas saltaron en noviembre pasado cuando el guitarrista Joe Perry comunicó que Tyler había dejado el grupo, extremo que quedó desmentido en febrero último cuando a través de una grabación anunciaron la gira europea, que comenzó a principios de junio en Suecia y que finalizará el próximo 3 de julio en Venecia.

Nueve minutos después de las 22.00, cayó el telón sobre el escenario, una inmensa banderola con el logotipo de los de Boston, y Steven Tyler, con su atuendo característico, un sombrero tejano y un brillante batín-capa, arrancó la velada musical con 'Love in an Elevator', uno de los grandes éxitos del álbum 'Pump' (1989).

Siguieron la contundente 'Back in the saddle', de su no menos laureado disco 'Rocks' (1976), 'Falling in love (is hard on the knees)', de uno de los álbumes más visitados durante la noche, 'Nine lives' (1997), con títulos como 'Pink', que tiñó de rosa el Sant Jordi.

Aunque Tyler empezó con la voz un tanto apagada, se fue creciendo curiosamente conforme se iba despojando del disfraz inicial -sombrero, batín y gafas de sol-, que dejó al descubierto sus tatuajes y las arrugas del rostro de sus 62 años, pero también una voz en plena forma. Y así se desarrolló un completo repaso a los grandes éxitos de la banda.

Etiquetas