Despliega el menú
Ocio y Cultura

ESTRENOS

Superhéroes, no frikis

La comedia de acción 'Kick-Ass', inspirada en un cómic, rivaliza en taquilla con 'Sexo en Nueva York 2'. También se estrenan 'La última canción', con Miley Cyrus, ex Hannah Montana, y cuatro filmes de autor: 'The good heart', 'El último verano de la Boyita', 'Estación del olvido' y 'Mamut'.

Aaron Johnson y Chloe Moretz, en 'Kick-Ass'
Superhéroes, no frikis
UNIVERSAL

Más de un forero habitual de los blogs de Internet habrá oído hablar de ‘Kick-Ass’, comedia de acción sobre superhéroes que ha generado repercusión en la red. Es uno de esos proyectos en los que la expectación generada no se corresponde con el recorrido que finalmente tienen en taquilla, a pesar de que obtenga buenas cifras. La película, que se ha exhibido en Zaragoza estos últimos fines de semana en sesión golfa, es una adaptación del cómic del mismo título, obra de Mark Millar y John Romita Jr.

Dave es uno de esos chicos de instituto que pasan totalmente desapercibidos. Insatisfecho, y animado por su afición por las viñetas, se compra un horrendo traje verde para ocultar su identidad y convertirse en un superhéroe, en… Kick-Ass. En su primera misión casi lo matan, pero el chaval no se rinde. Vuelve a intentarlo y, al intervenir en una pelea callejera, se hace famoso gracias a la televisión y YouTube. Pero los auténticos héroes son Big Papi y su hija, Hit-Girl, preparados para luchar contra el crimen con un auténtico arsenal de armas y un objetivo: vengarse del mafioso Frank D´Amico, cuyo vástago se ‘transforma’ en Bruma Roja.

Uno puede pensar que estamos ante la típica historia de cómic destinada al público adolescente y, hablando en plata, a los ‘frikis’. Sin embargo, hay que resaltar que merece bastante la pena. Matthew Vaughn (‘Layer Cake’, ‘Stardust’) filma un trabajo original (sin ser el no va más) y divertido que combina con eficacia el cine de superhéroes, la comedia juvenil y la acción, cóctel que el aficionado agradecerá. También juega a su favor su incorrección, si bien a juicio de algún espectador (no en opinión de quien esto suscribe; es ficción) caiga en el exceso al recrear la violencia. Por poner un ejemplo, Hit-Girl, pese a ser una niña, es una asesina sin miramientos.

La buena labor del reparto redondea un producto entretenido y recomendable: Aaron Johnson, Nicolas Cage (en un papel bombón), Mark Strong, Christopher Mintz-Plasse (‘Supersalidos’) y Chloe Moretz, la revelación.

Glamur en Abu Dhabi

 

El salto a la gran pantalla de los líos amorosos y/o sexuales de Carrie, Samantha, Charlotte y Miranda funcionaron bien en taquilla, y la segunda parte solo se ha hecho esperar dos años (en EE. UU. lleva recaudados poco más de 50 millones de dólares, cifra por debajo de las expectativas). En ‘Sexo en Nueva York 2’, las pijas con más glamur de la Gran Manzana cambian Manhattan por Abu Dhabi en unas vacaciones por todo lo alto. El objetivo es que las mujeres, por las que ya pasan los años, se olviden por un tiempo de la rutina, del matrimonio y, en algunos casos, de los niños. En esencia siguen siendo las mismas, si bien las responsabilidades son otras. Entraron en una nueva etapa y quieren disfrutar un poco de la libertad. En el viaje, las dudas sobre su relación con Mr. Big asaltarán a Carrie. Sarah Jessica Parker encabeza el elenco, acompañada, como siempre, de Kim Cattrall, Kristin Davis y Cynthia Nixon. Detrás de las cámaras, Michael Patrick King, productor y guionista de una serie que encantaba a un gran número de mujeres ante la indiferencia o incomprensión de la mayoría de hombres. Para incondicionales del original. Penélope Cruz protagoniza uno de los ‘cameos’ del filme.

Miley Cyrus ya no es Hannah Montana, y la adolescente de 17 años busca romper con su imagen de chica Disney (lo que ha conseguido en su vida privada al publicarse unas imágenes en las que baila de forma sugerente con un hombre bastante mayor que ella). En sus videoclips más recientes aparece sexy y atrevida y, en el plano cinematográfico, escoge papeles con los que crecer como actriz. Muy a su pesar, le costará distanciarse de su personaje televisivo. Por el momento, apuesta por ‘La última canción’, drama basado en una novela del lacrimógeno Nicholas Sparks y destinado al público juvenil, en especial femenino. Cyrus es Ronnie, una joven algo rebelde que va a pasar el verano a la casa de su padre, con quien se distanció tras un duro proceso de divorcio con la madre. Allí entablará lazos con su progenitor y conocerá el amor. Lo mejor está en la presencia de Greg Kinnear. Alguno se preguntará qué demonios hace en este proyecto, realizado por la debutante Julie Anne Robinson y que se guía por los lugares comunes.

Cine ‘pequeño’

‘The good heart’ (‘Un buen corazón’), proyecto europeo financiado por Islandia, Francia, Dinamarca y Alemania, es una comedia dramática que se apoya en la química de la extraña pareja formada por Paul Dano (el chico que no hablaba en ‘Pequeña Miss Sunshine’) y Brian Cox. Sus personajes coinciden en la habitación de un hospital y se hacen amigos. El primero es un joven sin futuro que ha intentado suicidarse, y el segundo, un viejo cascarrabias que ha sufrido cinco infartos y que posee un bar. El anciano enseña al chaval a gestionar el local según unas peculiares reglas. Una de ellas es que no puede intimar con mujeres. La aparición de una chica con problemas dificultará la situación. El largometraje ha sido filmado por Dagur Kári.

El cine argentino sigue presente en la cartelera, esta vez con una propuesta de autor, premiada en varios festivales y que llega a Zaragoza con casi un mes de retraso respecto al resto de España. ‘El último verano de la Boyita’, de Julia Solomonoff, narra el paso de la niñez a la juventud de una chica, una viaje de autodescubrimiento y de aceptación de la sexualidad que le unirá a un joven, también en proceso de transformación. Un filme sutil y sensible que por su temática recuerda a otra producción argentina, ‘XXY’.

La producción catalana ‘Estación del olvido’ muestra la relación que se establece entre un viejo marinero ingresado en un geriátrico y un joven con problemas de conducta. Su vínculo de amistad llegará en un momento crucial de su existencia: la aceptación de la muerte, por un lado, y el proceso a la madurez, por otro. Christian Molina (responsable de ‘Diario de una ninfómana’ y la ‘gore’ ‘Rojo sangre’) y la debutante Sandra Serna dirigen, entre otros, a Fermí Reixach y Nilo Mur.

Cierra la lista ‘Mamut’, debut en inglés del alabado cineasta sueco Lukas Moodysson, un drama que demuestra que en la vida se dan las reacciones en cadena y que todo está relacionado. Gael García Bernal y Michelle Williams son los protagonistas.

Etiquetas