Despliega el menú
Ocio y Cultura

THE CABRIOLETS

Sin otros límites que su propia osadía

El nuevo disco estará presentando su nuevo disco, 'Close', en el cumpleaños del Café Hispano. La entrada es gratuíta.

The Cabriolets tocan esta noche en el Hispano, dentro de sus celebraciones cumpleañeras. Un entorno plurifuncional, con un punto ‘kitsch’ que pega con todo: adecuado para un grupo en momento evolutivo y sin barreras a la hora de cambiar la camisa como ocurre con Pablo, Diego, Bimba y Manu.

“Se puede llamar evolución, sí”, apunta el bajista Diego Postigo, uno de los fundadores de la banda, junto a Bimba Bosé y David Unison. “Bimba y yo nos quedamos solos en septiembre y nos pusimos a trabajar en nuevo repertorio. Aparecieron Pablo y Manu, y las cosas empezaron a tomar forma. Veníamos de una línea espontánea a la hora de componer, guitarra y voz a pelo, y con ellos llegó la caña. Lo necesitábamos, y nos apetecía mucho. Cabriolets es un producto de local, de ensayar y ensayar: llevamos meses trabajando duro en este nuevo material. Y así ha surgido ‘Close’, un disco espontáneo, parecido a como suena en directo”.

El nuevo disco del grupo madrileño está ya a la venta en formato digital. Diego rechaza la palabra riesgo a la hora de definirlo, que surge en la conversación por aquello de pisar nuevos terrenos. “No hay miedo alguno a probar cosas. No lo entendemos en un espacio creativo como un grupo de música. Creo que es bueno abandonar sonidos anteriores y probar otros. Lo de quedarse anclado en un rollo acaba siendo un coñazo”.

En el Spotify colectivo del grupo cabe de todo. “Pablo es un fanático del jazz contemporáneo, Bimba y yo oímos mucho últimamente a Dead or Alive, y nos encanta Shellac, el grupo en el que toca Steve Albini, además de QOTSA, Caetano Veloso, Seu Jorge… ¿Trabajar con Albini? Me encantaría, por su concepto musical, la crudeza. Es muy bueno”. Sobre el proyecto paralelo de Joshua Homme, el vocalista de QOTSA, Diego anda en investigación. “Hablas de Them Crooked Vultures: me gusta, pero prefiero a Queens of The Stone Age, y a Foo Fighters, y a Led Zeppelin”.

Canciones en inglés, sonido exportable, imagen sin pátina territorialista. El mercado se abre para el grupo, sin otros límites que los que marque su propia osadía. “Totalmente –apostilla Diego-, miramos para afuera. No solo porque el sonido sea exportable, sino porque en España tenemos que pelear con ciertos prejuicios : fuera se nos va valorando y se nos valorará de otra forma. Estamos buscando un espacio natural”.

Por las palabras de Diego asoma el hecho insoslayable de tener una vocalista famosa. “A ver: Cabriolets no es la banda de Bimba, Bimba está en la banda. Aportamos los cuatro, así queremos que sea, y nadie lleva el mando. No sé que piensa la gente, pero estamos todo el día currando las canciones. Hay quien piensa que nos han regalado algo, y no. Bimba es Bimba, y ya está”.

Etiquetas