Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

robo de cine

Roban cinco cuadros en un museo de París por valor de 100 millones de euros

Las obras estaban firmadas por Picasso, Matisse, Braque, Modigliani y Léger. El ladrón, un hombre encapuchado, entró por la ventana burlando las medidas de seguridad.

'La femme à l'évantail', de Modigliani.
Roban cinco cuadros en un museo de París por valor de 100 millones de euros

'Le pigeon aux petits pois', de Pablo Picasso, y otras cuatro obras maestras de Henri Matisse, Georges Braque, Amédéo Modigliani y Fernand Léger fueron robadas en la madrugada de ayer del Museo de Arte Moderno de la Ciudad de París por un individuo encapuchado que penetró por una ventana del centro.

El golpe, uno de los más importantes registrados en Francia en los últimos años, se saldó con un botín valorado en algo menos de cien millones de euros, afirmó Christophe Girard, responsable de Cultura del Ayuntamiento de París, propietario del centro. El concejal restó crédito a las informaciones que valoraban las obras en unos 500 millones de euros.

El Picasso, un óleo sobre lienzo de 65 centímetros de alto y 54 de ancho pintado en 1912, es la obra más cara de las cinco sustraídas y su precio ronda los 22 ó 23 millones de euros, según Girard.

El resto, 'La pastorale', de Matisse; 'L'olivier près de l'Estaque', de Braque; 'La femme à l'éventail', de Modigliani; y 'Nature morte aux chandeliers', de Léger, tienen una valoración más baja, según el concejal de Cultura.

El alcalde, Bertrand Delanoë, mostró su consternación por un robo que afecta al "patrimonio cultural universal" de París.

Dudas sobre la alarma

En efecto, los cinco cuadros sustraídos formaban parte del centenar de obras fundamentales que albergan los depósitos de un museo que cuenta con unas 8.000 piezas representativas de las principales corrientes artísticas del siglo XX.

La investigación se centra ahora en saber cómo se produjo el robo, descubierto por los vigilantes a primera hora de la mañana, cuando efectuaban la habitual ronda previa a la apertura del museo.

Hay dudas sobre las medidas de seguridad del centro, sobre todo después de que sus responsables se negaran a confirmar si el museo disponía de una alarma. Girard detalló que tres guardianes vigilan durante la noche el museo, equipado con cámaras de seguridad, pero se negó a desmentir las informaciones según las cuales carece de alarma.

"Tenemos que ver cómo los ladrones lograron burlar el sistema de seguridad", indicó el concejal, quien precisó que el golpe fue obra de "uno o dos individuos" bien organizados.

Fuentes próximas a la investigación revelaron que las cámaras de seguridad grabaron cómo un hombre encapuchado rompía un candado y el cristal de una ventana y se colaba dentro del edificio, una construcción de estilo Art Déco levantada para la Exposición Universal de 1937. Girard aseguró que la zona por la que accedió está muy poco frecuentada por la noche, por lo que nadie advirtió el delito.

Tampoco los tres guardianes, que están siendo interrogados por la policía, que además busca huellas dactilares en los marcos de las obras robadas y en el resto del museo, cerrado al público mientras dure la investigación.

Los cuadros de Picasso han sido sustraídos en varias ocasiones en Francia. En junio pasado desapareció del Museo Picasso un cuaderno de bocetos del malagueño valorado en unos tres millones. En febrero de 2007 robaron dos cuadros -'Maya à la poupée' (1938) y 'Portrait de Jacqueline' (1961)- de la casa parisiense de Diana Widmaier-Picasso, nieta del creador del cubismo, valoradas en unos 50 millones de euros, que fueron recuperadas un año más tarde.

Marina Picasso, otra nieta del pintor, sufrió el robo de una quincena de cuadros en su casa de Cannes, en 1989, aunque las obras aparecieron cuatro días después.

Pero el robo más importante en Francia se remonta a 1976, cuando fueron sustraídas 118 obras de Picasso del Museo de Aviñón.

'Le pigeon aux petits pois', de Pablo Picasso.

Etiquetas