Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

ESPECTÁCULOS

Año de grandes nombres y pocos riesgos

Sabina, Bosé, Muchachito Bombo Infierno o David Bisbal animan una oferta musical más inclinada a lo comercial.

Con el verano a la vuelta de la esquina y un arranque de año escaso en lo que a conciertos de relevancia se refiere, Zaragoza recapituló ayer lo que viene por ahí en materia de música en directo. Entre esfuerzos públicos (los Festivales del Ebro cierran programación en estos días y se presentarán a mediados de junio: ahí se despejarán dudas sobre el alcance de la propuesta municipal) y privados, el número de conciertos de interés en fechas venideras es considerable, si se estudia con un perfil de aproximación generoso. Se siguen echando en falta apuestas más ilusionantes para un público que trascienda la radiofórmula; eso no alude a propuestas del 'underground', sino a aquellas figuras de gusto popular que no terminan de recalar a orillas del Ebro y sí eligen ciudades de igual o menor densidad de población. Algo hay, claro: como resaltaba ayer Julio Conde, organizador del Luna Lunera de Sos, el Consistorio zaragozano cofinancia el recital de Ben Harper el 15 de julio en el Anfiteatro de Ranillas, antesala de los conciertos en la Lonja de Sos.

En el apartado de agitadores de masas, la primera referencia es Joaquín Sabina, que no ha olvidado a Zaragoza en la segunda parte de su gira de despedida de escenarios 'grandes'. El 19 de junio estará en el Príncipe Felipe, y el 31 de julio en los 'prelaurentis' oscenses. Otros artistas que saciarán a hordas de empadronados y visitantes zaragozanos en los próximos meses son Chayanne (3 de septiembre), Alejandro Sanz (17 de septiembre) Miguel Bosé (11 de octubre) y David Bisbal (16 de octubre). Los cuatro vienen presentando nuevo disco desde principios de año, y nunca olvidan en casa un baúl lleno de himnos que, indefectiblemente, abren con entusiasmo en cada recital.

Con Bunbury hay certeza dentro del desconocimiento. La gira 'Las consecuencias' pasará por su tierra natal, tras patear Estados Unidos (ayer andaba en Nueva Orleans) y América Latina, pero la parte española no se ha cerrado aún: sí se sabe que comenzará a mediados de noviembre: la parada zaragozana será, por tanto, cosa de finales de año. En junio (aún no hay fecha concreta) se proyecta en los cines Yelmo Plaza Imperial el concierto en 3D que grabó en los estudios de Canal Plus a mediados de abril, justo antes de partir para la tierra de las barras y estrellas.

Otras citas de interés

Dentro de los Festivales del Ebro, y en el recuperado hemiciclo de Ranillas, se espera a Muchachito Bombo Infierno el 17 de junio. La banda de Jairo Perera, catalana de residencia y ecuménica de vocación, garantiza la fiesta. Unos días antes, en lo que supone (se disgregan) su despedida de los fans zaragozanos, Sunday Drivers tocan en la Oasis. Será el 11 de junio.

El 18 de junio, el nuevo colectivo Voxcapo (profesionales zaragozanos de diversas ramas del arte, con Pedro Andreu como nombre más conocido) presenta su primer proyecto, el nuevo disco de los franceses Liga Quintana, producido por Andreu. Será en la Oasis. El 1 de julio, en la Lata de Bombillas, tocan Clem Snide, con el geniecillo Eef Barzelay al frente. Y si creemos a su web oficial, el 18 de julio (escenario por anunciar) tocará en Zaragoza el gran Johnny Winter.

En Huesca se presenta Bustamante el 3 de julio en la plaza de Toros. En San Lorenzos, el Jai Alai trae a Peret, Ilegales, Danza Invisible con Cherry, China Chana + Will Spektor & The Fatus, Los Suaves y SFDK. También en fiestas, Coti se subirá al escenario oscense el 10 de agosto. A final de año ya han confirmado los escoceses Gun (otro retorno notable: 2 de octubre) y los jerezanos Delinqüentes (12 de noviembre).

Para la Vaquilla en Teruel, todavía se esperan confirmaciones: el Ayuntamiento hizo una encuesta popular para tratar de traer al artista más votado por los ciudadanos. Curiosa iniciativa: si funciona, merece tener eco.

Etiquetas