Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

lengua

Internet y la ciencia son los grandes retos de la lengua española

El director de la Academia Española de la Lengua impartió ayer una conferencia en la Academia General Militar.

García de la Concha.
Internet y la ciencia son los grandes retos de la lengua española
P. E./A PHOTO

 "El reto fundamental al que se enfrenta el español es consolidarse como segunda lengua de comunicación internacional. Hoy en día, la principal es el inglés, igual que en su día lo fue el latín o más tarde el francés. El español tiene que mantener su posición, no solo en el sentido cuantitativo, pues de hecho nuestra lengua va creciendo en países como Brasil y Estados Unidos. Ese no es el problema, el reto es más bien cualitativo: su presencia en Internet y en el campo del lenguaje científico, es decir, hace falta que penetre más en determinadas capas sociales y económicas". Así se expresó ayer Víctor García de la Concha, director de la Real Academia Española de la Lengua, quien participó en la Cátedra Cervantes de la Academia General Militar, donde impartió la conferencia titulada 'La lengua española, imperio del pueblo'.

García de la Concha hizo un repaso desde el nacimiento de nuestra lengua hasta la privilegiada situación en la que se encuentra en nuestros días, con una expansión imparable por todo el mundo, incluso en países donde tiene que hacerse sitio con los idiomas oficiales, como es el caso de Estados Unidos o Brasil.

Destacó que, en todo ese proceso, el castellano nunca ha sido impuesto por la fuerza, sino que, por el contrario, desde que comenzó a despuntar durante la Reconquista de España a los invasores árabes ha sido la lengua de "la rebelión y de la esperanza". Ya entonces se enriqueció de las aportaciones de los pueblos por los que iba extendiéndose, por ejemplo en los territorios hermanos de Navarra y de Aragón. Incluso en el siglo XIX, en que se independizaron las colonias españolas en Iberoamérica, el español fue adoptado como lengua oficial porque contribuyó a igualar y a cohesionar las naciones emergentes, fraccionadas por cientos de hablas autóctonas en cada uno de sus territorios.

García de la Concha resaltó que "ahora, la unidad y diversidad de la lengua española están aseguradas por el respaldo de las academias de la lengua de todas las naciones hispanohablantes a los tres pilares en los que se asienta nuestra lengua: la nueva Gramática Española, de reciente aparición; el Diccionario, que recoge tanto los términos y acepciones comunes como los localismos; y la Ortografía, en la que están trabajando todas las academias para consensuar una de las bases fundamentales para la expansión del español".

Etiquetas