Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

POP ARAGONÉS

Telephunken afronta el año más ambicioso de su carrera musical

Nuevos maxis editados en el extranjero, gira por Norteamérica y Europa y una candidatura a los Premios de la Música.

Telephunken, hace dos meses, cuando participaron en el Famufest de Praga.
Telephunken afronta el año más ambicioso de su carrera musical
twiggy hirota

Este año celebran su décimo aniversario como proyecto musical. Con el liderazgo de Ernesto Sánchez (DJ y samplers), el bajo de Sergio Zamarvide y la consistencia extra en directo que aportan Chepe (saxo) y Parri (batería), Telephunken llega a la madurez oficial en un momento dulce, de retos conseguidos y acicates a la creación que llegan por los cuatro puntos cardinales. El madrileño Ernesto, que creció profesionalmente en Zaragoza y siempre se declara aragonés de adopción, anda ilusionado con la candidatura del grupo a los Premios de la Música, cuyos ganadores se anuncian hoy. 'Que viva el ritmo!!!' opta al galardón de mejor tema de música electrónica.

 

Ernesto se sincera al respecto de sus opciones de premio. "A ver qué pasa. Estamos encantados con que se hayan acordado de nosotros y, la verdad, no esperamos ganar ni nada de eso. Con ir a la gala basta, ya nos las arreglaremos para pasarlo bien".

 

Ernesto y Sergio aparecen en un par de pasajes de 'Tierra de cierzo', el largometraje documental sobre la música aragonesa estrenado hace un par de meses. Sus apariciones tienen un punto lúdico y emotivo, con incidencia en el recuerdo sentido que hace Ernesto de Sergio Algora. "Con Nebra y la gente de la película hubo muy buena onda desde el principio, supimos que el estreno fue muy bien. Además, gozamos de un pase previo especial para verla. En Madrid está haciendo su ruido en el mundillo".

Las musas

Telephunken es una proyecto hiperactivo como banda, y también en las sesiones de Sánchez como DJ. "Trato de no parar nunca. Cuando no toco, estoy siempre componiendo. Ahora tengo lista nueva música que saldrá en formato maxi dentro de cuatro meses. Será con el sello alemán Manmade y luego sacaremos dos referencias más en sellos ingleses".

 

Los réditos que ha dejado 'Que viva el ritmo!!!' (Actuamúsica, 2009) son elevados. Por ello, y apelando a la sacrosanta máxima de no cambiar aquello que funciona, Sánchez explica que Telephunken seguirá transitando por el mismo camino estilístico. "Estamos muy contentos con los resultados del último disco, y entiendo que es una buena referencia para continuar por ahí. En España no hay una escena electrónica definida, como puede pasar con la escena house francesa. Aquí somos cuatro o cinco que nos conocemos, y nos llevamos bien, pero trabajamos sin fronteras. Con Australia, Inglaterra, Estados Unidos, Francia, Alemania y cualquier lugar en el que la mezcla del funk y la electrónica tenga salida".

 

El proyecto se mueve por la red, con contactos múltiples. "Trabajamos en ideas conjuntas. Por ejemplo, hemos colaborado recientemente con un productor inglés, A-SKillz; hay otro australiano, Slink... y muchísimos más. Las cosas han cambiado, ya no se trata de ir a rebufo de la iniciativa inglesa, el estilo que cultivamos se abre a productores de todo el mundo. Quizá este modo de trabajar surja de la crisis de la industria, pero sobre todo es una consecuencia de Internet. En cuanto acabo una canción, la cuelgo en la red y la oye gente en todo el mundo al instante, te retroalimentan: te buscas la vida de otra forma".

 

Además de la producción del grupo 'per se', Ernesto Sánchez hace música para cine y televisión. "Ha sido algo normal en Telephunken en el pasado. Últimamente le puse música a un programa de Manel Fuentes en La Sexta, 'Malas compañías', y preparo música para una nueva película y un corto".

 

El grupo está siempre dando vueltas. La que viene ahora es grande. "En marzo empezamos con la Canadian Music Week en Toronto, y han salido cuatro fechas más allí. Luego a Nueva York, al South By Southwest de Austin, Washington, Houston y Chicago; a la vuelta iremos a Holanda, Alemania y Austria".

Etiquetas