Despliega el menú
Ocio y Cultura

CLÁSICA

Un año de aniversarios musicales

Arriba, de izquierda a derecha, retratos de Alessandro Scarlatti (1660-1725), Gustav Mahler (1860-1911) y Frederick Chopin (1810-1849). Sobre estas líneas, Isaac Albéniz (1860-1909), Luigi Cherubini (1760-1842) y Giovanni Battist
Un año de aniversarios musicales
HERALDO

Hace 150 años, en 1860, nacieron Gustav Mahler e Isaac Albéniz. Mahler ha sido tradicionalmente reivindicado, no sin cierto esnobismo, por la intelectualidad. Ante todo es un compositor de grandes sinfonías. Cada una de ellas es un universo de sensaciones, llenas de melodías sorprendentes y de temas musicales diversos. Él mismo decía que "la sinfonía ha de ser como el mundo, debe implicarlo todo".

Si hay una especialmente atractiva, esa es su 'Sinfonía nº 1, Titán' que -como indica su nombre- es una obra formidable en belleza y tamaño, y que requiere una orquesta sinfónica tan formidable como la obra, con una amplia sección de viento. Todos estos requisitos los cumple notablemente la grabación reciente 'London Symphony Orchestra Plays Mahler' (Countdown Media GmbH, 2009).

A Isaac Albéniz, grandísimo pianista gerundense, la música lo llevó a Londres y a París. Su casa en la capital francesa se convirtió en centro de reunión de otros compositores españoles.

Su obra maestra por excelencia es la 'Suite Iberia', compuesta por un total de doce piezas. Una de ellas, de su primer cuaderno, puede ser citada como la más impactante y de escucha obligatoria para conocer la música de Albéniz: 'Corpus Christi en Sevilla'. Es un desafío a la capacidad técnica y a la sensibilidad expresiva de cualquier pianista. Y Alicia de Larrocha reunió ambas cualidades en grado sumo, como puede comprobarse en su grabación recopilatoria 'The Art of Alicia de Larrocha' (Decca, 2003).

Los románticos

Hace 200 años, en 1810, nacieron Frederick Chopin y Robert Schuman. Chopin, polaco de nacimiento, residió en España durante una etapa de su vida, adonde se mudó con su compañera sentimental, la escritora George Sand. Es, precisamente, en Mallorca donde compuso algunas de sus piezas para piano más populares.

Mallorquines de nacimiento son tanto sus '24 Preludios, op. 28' como las 'Polonesas, op. 40', la primera de las cuales, 'Militar', nadie que desee acercarse a la música de piano de Chopin debería perderse ejecutada en concierto. Es sencillamente espectacular y aún más, si cabe, lo es la 'Op. 53 en la b. Heroica'. Grabaciones recomendadas podríamos citar muchas, pero la recopilación de Vladimir S. Horowitz (Sony BMG. 2004) es auténticamente fastuosa.

Robert Schumann es ampliamente conocido por su carácter depresivo y sus problemas psiquiátricos, así como por su relación con Clara Wieck, de tan solo 16 años, con la que luego se casó. Clara, brillante pianista, influyó positivamente en su obra. Fue a ella a quien dedicó 'Escenas de infancia', colección de piezas breves, una de las cuales, la número 7, 'Traumerei' (Ensueño) es, sin lugar a dudas, su melodía más popularmente reconocida.

Coronando su obra lírica debemos mencionar 'Dichterliebe', un grupo de canciones ('lieder') llenas de sensibilidad, cada una de las cuales merece ser descubierta y disfrutada al máximo, como la bellísima 'Im Wunderschönen Monat Mai', especialmente recomendable es la versión de Peter Schreier & Christoph Eschenbach (Teldec, 2006).

Del Barroco al Renacimiento

Además, se cumplen 250 años del nacimiento de Luigi Cherubini, compositor de la ópera 'Medea', que la soprano María Callas volvió a popularizar en los años cincuenta del siglo pasado.

Giovanni B. Pergolesi nació hace 300 años y Alessandro Scarlatti, hace 350. Este último renovó la forma de la ópera y ambos son especialmente conocidos por sus 'Stabat Mater'.

Finalmente, hace 500 años, en 1510, nacieron los compositores españoles Alonso Mudarra, precursor de la guitarra; Melchor Robledo, maestro de capilla del Pilar y creador de la escuela aragonesa de música polifónica; y Antonio de Cabezón, de quien la orquesta aragonesa Los Músicos de Su Alteza va a publicar en breve sus 'Obras de música para tecla, arpa y vihuela'.

Algunos de sus tientos para órgano pueden escucharse en el álbum 'El Misteri d'Elx' del Ensemble Gilles Binchois (Virgin Veritas, 2005).

Etiquetas