Despliega el menú
Ocio y Cultura

BALANCE CULTURAL

Pocos teatros, menos cine, y museos que desaparecen

La inversión pública en cultura en Aragón se mantiene pero no crece, las infraestructuras se resienten y el turismo también, según revela el anuario del sector de 2009.

Aragón es una de las cinco comunidades autónomas donde más teatro se ve y una de las que menos teatros tiene. Contradictorio, pero cierto. El Ministerio de Cultura acaba de publicar el anuario de 2009, con datos que van de 2005 a 2008. Las conclusiones no son optimistas.

En ese periodo de tiempo ha habido cambios significativos, sobre todo en el sector audiovisual y en el de los museos. Además, el informe concluye cuando la crisis económica no había estallado del todo. Aún así se revelan algunas situaciones. Por ejemplo, queda claro que aquí se produce muy poco empleo vinculado a la actividad cultural, y que a pesar de que los aragoneses se gastan una pasta en viajar para conocer y aprender, la región está en la cola como destino turístico cultural.

 

La financiación (antes de la crisis)

Los datos del gasto público en cultura que proporciona este anuario corresponden a 2007, cuando la situación era otra. Ya entonces, la inversión porcentual descendía aunque crecía en números absolutos: 48.400.000 de euros se destinaron al sector ese año desde las distintas administraciones públicas. Pero en relación al PIB, el porcentaje se mantuvo en 0.15, eso significa ser el cuarto por la cola a nivel nacional. Casi la mitad de esta cantidad se invirtió en Bienes y Servicios, y en esa partida

se incluyen los gastos de personal. Sectores como el teatro, que según este informe tiene mucha demanda, recibió menos de ocho millones.

 

En qué gastó el público

En 2007, los aragoneses destinaron 451.000.000 euros al consumo de cultura. Eso implica un gasto de 139,2 euros por persona, un dato que se aproxima a la media nacional. El 39% de ese dinero se destinó a artículos relacionados con Internet; 27%, a servicios; y un 22.2% fue a parar a algún tipo de publicación. El resto se repartió en otros bienes menores.

Museos, menos de momento

En 2008 el Ministerio de Cultura censó 68 museos en Aragón. Sin embargo, la tendencia desde 2004 es menguante. Entre ese año y 2008 desaparecieron siete museos. Aragón está lejos de otras comunidades como Castilla y León o la Valenciana, con casi el doble de centros museísticos. Pero sí se mantiene en el promedio español, (y eso que ese año cuatro museos se encontraban en remodelación). La mayoría de las exposiciones tienen como eje el arte contemporáneo y las ciencias naturales.

 

El teatro se queda corto

Tener 34 espacios escénicos significa tener diez comunidades por delante en este apartado. En el momento de elaborar este capítulo del informe (2005-2006), Cataluña, por ejemplo, tenía 374 y Castilla y León 71. En Aragón, de los 34 teatros, solo nueve tienen aforo para más de 500 personas. Algo que sorprende cuando esta comunidad aparece como la quinta en cuanto a número de representaciones y la octava con más compañías de teatro. Un total de 3.719 actuaciones para 885.000 personas, que pagaron una media de 7,5 euros por ver alguno de los espectáculos.

Visitamos, pero no nos visitan

Apenas cinco comunidades gastan más en viajes culturales que Aragón. En 2008, ese sector recibió 167.700.000 de euros de los aragoneses: 129 por habitante. Sin embargo, pocos españoles vinieron aquí por razones culturales. Aunque el dinero que dejaron ese año no está nada mal, 113.600.000 de euros. Si a eso le sumamos los 256.400 de euros que gastaron los extranjeros, de nuevo se alcanza la mitad de la tabla española. Eso sí, fue el año de la Expo y su efecto se notó: las cifras de 2007 son mucho peores.

 

Empleo cultural

No se puede decir que la cultura sea una gran factoría de empleo. No obstante, los números de Aragón se quedan cortos. A nivel nacional, 11 regiones crean más puestos en este área. En Aragón, solo 13.900 personas realizaron algún tipo de trabajo en el sector. Los números de Cataluña y Madrid son diez veces superiores. Murcia y las Islas Baleares están muy cerca de superar la media aragonesa. Sobre la división por géneros no hay datos específicos, pero a nivel nacional los hombres llevan la delantera en este ámbito.

 

El extraño caso del cine

En 2008 había seis salas de cine en Aragón menos que en 2007. Los datos, además, indican que ese año hubo solo 381 estrenos, 117 menos que en el año anterior. La Comunidad Valenciana, Asturias, Murcia, Ceuta y Melilla fueron las únicas que estrenaron menos títulos. Sin embargo, en cuanto a ocupación las salas de Aragón arrojan un promedio de asistencia muy elevado, similar al de Cataluña y Madrid. Incluso, en el caso de películas nacionales, la asistencia es la mejor de toda España: 4.360 por sala. Hoy, Aragonia y Pla-Za han vuelto a incrementar el número de salas en Aragón y, seguramente, el de espectadores. También hay registrados siete festivales de cine. En cuanto a producción, solo se verificó la existencia de una empresa en toda la comunidad aragonesa. 

Etiquetas