Despliega el menú
Ocio y Cultura

MÚSICA

La Orquesta de Cámara del Bajo Aragón nace con ilusión y un repertorio libre de derechos

Radicada en Alcañiz y dirigida por Paco Grau, debutó hace solo tres meses y no cuenta con financiación alguna

La Orquesta de Cámara del Bajo Aragón, en Valdealgorfa (arriba) y Alcañiz (abajo).
La Orquesta de Cámara del Bajo Aragón nace con ilusión y un repertorio libre de derechos
heraldo

ZARAGOZA. Debutaron el pasado 3 de octubre en Valdealgorfa. El 19 de diciembre actuaron en la iglesia de los Escolapios de Alcañiz. En casa, y a casa llena. Los aplausos estaban garantizados, pero retumbaron con ese eco de lo auténtico que siempre anhelan los artistas. El caso de la recién nacida Orquesta de Cámara del Bajo Aragón es uno de esos que, en manos de un guionista avezado, se convierte en película memorable, de las que combinan -con acierto- sonrisas, lágrimas cómplices y cine social a la manera de un Ken Loach bajoaragonés.

El músico valenciano Paco Grau, que más allá de los pentagramas se defiende con arte en las aulas como profesor de secundaria, llegó a Calanda en 1993 para dirigir la banda municipal. Trabajó luego en Alcañiz y Peñarroya de Tastavins, antes de partir unos años a León como profesor de instituto. "Pero volví, y ya con la idea de formar una orquesta. En el Bajo Aragón hay muchas bandas, pero me di cuenta de que había unos cuantos violinistas y chelistas por ahí que no hallaban un foro para expresarse".

Allá por 2006, Grau lanzó la idea a amigos y allegados, pero acabó desistiendo. "Todo eran dificultades: lo dejábamos correr, pero con el tiempo me empeñé. Hablé con mi esposa, Ana Omedes, y con un amigo de Alcañiz, Carlos Piquer, que conoce a todo el mundo, y nos decidimos. Convocamos a los músicos de la zona y nos reunimos por primera vez el pasado mes de marzo. Acudieron 14 o 15 músicos".

Primeros ensayos

Piquer multiplicó el mensaje y las reuniones sabatinas para los primeros ensayos fueron cada vez más numerosas. "La mayoría eran músicos de cuerda, pero en cada junta llegaba una flauta nueva, un clarinete, otro chaval de un pueblo cercano que se había enterado... empezó a gestarse algo muy bonito. La Lira Alcañizana nos prestó y nos sigue prestando local, elementos de percusión y servicios básicos. Cada sábado, de 11.00 a 14.00, se iba puliendo la idea y el repertorio, libre de derechos, que yo sacaba de Internet y repartía entre los músicos. Bach, Mozart, Offenbach, MCDowell... de pronto, en algunos instrumentos, teníamos lista de espera. Ahora mismo son 35 músicos, 18 de cuerda. Hay gente de Calaceite, Calanda, Castelserás, Zaragoza, extranjeros... y, naturalmente, bastantes de Alcañiz".

El director de la orquesta se jacta de tener un grupo variado en lo personal. "Hay amas de casa que llevaban quince años sin abrir el estuche del violín; un padre que acompañaba a su chaval al conservatorio y acabó entrando él; tenemos a Ana Jiménez en la flauta, de Castelserás, seleccionada para representar a Aragón en un concurso nacional de jóvenes talentos. Ariulfo Moscoso, colombiano, vino a España a estudiar clarinete y también trabaja de albañil para sacarse un dinerillo; Ania, violinista polaca, trabaja embolsando en una cooperativa alimentaria. Además, hay gente de todas las asociaciones musicales del Bajo Aragón, estudiantes...".

La orquesta se ha constituido como Asociación Musical. "Tenemos -aclara Grau- una junta directiva presidida por Vicente Ros, quien además toca la flauta con nosotros. Como llevamos poco, no tenemos subvenciones. Yo no cobro sueldo, nadie lo cobra, hay que recalcarlo. Tampoco se les paga ahora mismo la gasolina o el billete de autobús a los músicos que se desplazan. Para los gastos inmediatos ha puesto Vicente de su bolsillo, he puesto yo... con el nuevo año sí hemos echado solicitudes de ayuda a diversas instituciones: lo que queremos es actuar, para animar a los músicos y completar su formación. Hay que conseguir que se lo crean, aunque parezca que queremos plantar acelgas en el Polo Norte".

Los proyectos de 2010 son ambiciosos. "Tenemos un contacto en la embajada española en Berlín que nos busca actuaciones en Alemania, podría ser en el mismo Berlín o en Dusseldorf. También hay posibilidades en Italia y Polonia. En España haremos en abril un intercambio con el Conservatorio de x, en Valencia, y con Jerez".

Etiquetas