Ocio y Cultura

MÚSICA

Sentimientos infantiles para ver, escuchar y compartir

La artista Eva Armisén y el músico Marc Parrot crean un álbum ilustrado dirigido a los niños.

Sentimientos infantiles para ver, escuchar y compartir
EVA ARMISÉN

El miedo, la vergüenza, la rabia, el amor, el egoísmo y la añoranza. Son los seis sentimientos elegidos por la pintora zaragozana Eva Armisén y el músico y poeta Marc Parrot, más conocido todavía como El chaval de la Peca, para plasmarlos en un particular libro, a la vez que álbum ilustrado, dirigido a los más pequeños. Así proponen acercar a los niños estados de ánimo y emociones de una forma lúdica y familiar, desdramatizándolos por completo.

 

'¿Qué me está pasando?', esa pregunta que todos los padres tienen que aprender a responder, es el título de esta obra editada por Lumen. Incluye un cedé con los temas inéditos de Marc Parrot. Las letras, cargadas por igual de ternura e ironía, están recogidas en el volumen y Eva Armisén recrea esas pasiones eternas con sus pinturas de apariencia naïf y las asocia a diversos colores. La obra, de 32 páginas, se recomienda para niños a partir de 4 años.

Un libro para disfrutar en familia

Con dos hijos en común, han forjado desde sus respectivos mundos creativos ese cuento especial que como padres les gusta tener entre las manos. "Al hacerlo hemos relacionado las cosas que más queremos. Cuesta hablar sobre lo que sentimos, por eso pensamos que el libro sería una buena excusa para explicar vivencias y compartirlas con nuestros hijos. Básicamente es para leerlo y escucharlo en familia", explica Eva Armisén.

 

Empezaron enumerando sentimientos y eligieron los más básicos, aquellos que todos experimentamos desde muy pequeños. Luego buscaron el título y a partir de ahí Marc Parrot comenzó a escribir las letras. Eso sí, parte de la premisa de que las canciones son "una herramienta fantástica para explicar cosas a los niños".

 

"Las he compuesto desde una perspectiva muy subjetiva, buscando imágenes evocadoras que dieran pie a que cada uno pudiera reconocerlas y contrastarlas con las suyas propias, he intentado que la música aportara narratividad a los textos", comenta Marc Parrot.

 

Eva Armisén se muestra especialmente contenta con la ilustración del miedo, que tiñe de color negro la figura del niño titiritando que intenta esconderse sin éxito por esos rincones que parecen tener forma de lágrimas ¿de terror? Una sombra se alarga hasta un pájaro oscuro que se encarama sobre las ramas en las que el único signo positivo, un espíritu característico en toda la obra de la artista, son unas hojas amarillas mecidas por el viento. La letra de Marc Parrot le hace justicia: "Se acerca muy despacio/invisible y en silencio/entra por los pies y va creciendo".

Etiquetas