Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

LIBROS

El escuálido inglés que no temía la muerte

George Orwell (1903-1950) fue un escritor muy comprometido con la lucha de clases, bajó a los fondos de la miseria, a las minas y cambió su pluma por un viejo máuser para combatir la plutocracia en España. Y además estuvo aquí, en tierras oscenses", dice el etnógrafo, médico y escritor Manuel Benito, que publica 'Orwell en las tierras de Aragón' (Trallero editor; 116 páginas). Agrega: "Decidí seguir su estela a través de sus escritos y la verdad es que fue fácil por las magníficas y exactas descripciones que hace en su libro 'Homenaje a Cataluña", agrega Benito, que ha tenido "la satisfacción" de conocer a gente que le ha mostrado los caminos del monte y de haber sido guía de personajes como el periodista Jon Lee Anderson, Mik Eaude, el biógrafo del escritor Arturo Barea, o a miembros del POUM, el partido al que George Orwell, cuyo nombre verdadero era Eric Arthur Blair, se sentía cercano.

La letra, con imágenes

En 'Orwell en las tierras de Aragón' es un volumen ilustrado con fotos conocidas e inéditas. Confiesa el autor: "He llegado a la conclusión de que la letra ya no entra con sangre sino con imágenes, esta tendencia ya es antigua, nuestros abuelos miraban en los libros las imágenes o 'santos'. Ya hice eso con mi libro anterior 'Huesca. Álbum de adioses". Manuel Benito presenta al escritor y su itinerario por Los Monegros, la llegada al Frente de Huesca, "donde por fin combate en primera línea", después enumera los sitios y detalles en los que se fija, los hospitales por donde pasó y, por último, anota los lugares con los datos para su localización.

Considera que el autor de '1984', 'Homenaje a Cataluña' y 'Rebelión en la granja' llegó a Huesca con un gran entusiasmo. Creía que todos los antifascistas formaban un solo bando, "esto fue cierto al principio, pero la escasez de armamento (daba la sensación de que había más armas en retaguardia que en el frente), la injusta distribución y el crecimiento del PCE con la afiliación de la burguesía lo vuelven escéptico primero; luego tendría que huir de España para evitar represalias".

Manuel Benito es un rastreador de caminos, un explorador de territorios y sus magias, y un antropólogo al que le apasiona la gente y sus historias más o menos secretas. Quizá derive de ahí esta afirmación: "Lo que más me atrae de Orwell es su literatura. Escribe como un novelista y describe como un etnógrafo. Es un hombre comprometido con su ideal que argumenta con sinceridad. Posee una mirada muy particular. Nadie se fija como él en esos pequeños detalles que componen una Guerra. Se habla de batallas, de estrategias, pero pocas veces se cuenta la miseria humana que se vive en la trinchera, los piojos, la podredumbre…". Benito contó con una colaboración muy especial: la de Domingo Brosed, que combatió con el PSUC en unas posiciones cercanas a las del británico. "Sus explicaciones y el conocimiento de las posiciones me dieron por fin la clave de lo que fue el frente en La Imposible, en el Puerto de Alcubierre, que cuento y describo en el libro".

Benito dice que George Orwell "es uno de los personajes de mayor calado que dio el siglo XX. Sus actuaciones siempre fueron polémicas", porque desveló algunos siniestros secretos del stalinismo, y también pudo haber incurrido en "la delación mediante un listado de personas que podrían haber estado en la esfera soviética". El instante que más conmueve a Benito lo narra así: "Es el momento heroico de Orwell, atacando y tomando los parapetos fascistas, sufriendo por las granadas que lanzaba, persiguiendo a un soldado por la trinchera en actitud que a él le pareció cómica y tapándose la cara con la mano, como protegiéndosela. Me conmueve verlo a él solo cómo se mete en líneas enemigas para sacar a los alemanes del Batallón de Choque y, tras volver a su posición, hacer otra incursión porque le faltaban dos amigos". Ese hombre valiente prometió que un día volvería a tomarse un café al coso de una Huesca en libertad. Quizá lo haga a menudo su escuálido fantasma, abrazado a un cigarrillo.

Algunos libros anteriores se habían acercado este asunto: 'Orwell en Aragón', un volumen colectivo publicado por la Comarca de Monegros y coordinado por Ana Latorre, o 'A una milla de Huesca' de A. Hogdson. El Gobierno de Aragón, dentro del programa 'Amarga Memoria', diseñó una Ruta Orwell.

Etiquetas