Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

LITERATURA

Intriga, amor y peligro atómico en las obras que optan al Planeta

Urdaci, Almudena Grandes, Montserrat Domínguez, Elvira Lindo y el turolense Javier Sierra suenan en las quinielas al premio que hoy se falla.

Diez novelas optan a la LVIII edición del premio Planeta que se falla hoy en Barcelona. 492 obras se presentaban este año al galardón mejor dotado de las letras españolas, con 601.000 euros para el ganador y 150.250 euros para el finalista. El presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara, descascó ayer la alta participación de este año y señaló que la crisis creativa no ha alcanzado al mundo del libro. "No ha habido crisis en nuestros pretendientes; 492 originales es una cifra importante en un año muy complicado.

 

Como todos los años, las quinielas se suceden sobre quién será el afortunado que se lleve el gato al agua. Este año, Alfredo Urdaci, Almudena Grandes, Montserrat Domínguez, Elvira Lindo o Javier Sierra acaparan todas las especulaciones. "Siempre las hay, y se especula muy bien porque aciertan bastante", dijo Lara.

 

Las diez historias que aspiran al premio, según dio a conocer la editorial, narran desde los horrores de los campos de concentración nazi hasta los problemas que ocasiona la búsqueda del amor a través de las web de contactos, los relatos históricos, las crónicas familiares, las historias sobre la Guerra Civil o los problemas actuales como la inmigración o, incluso, el peligro atómico.

 

Además de para hablar sobre el premio, la rueda de prensa previa a la entrega del Planeta sirvió para que Lara mostrase su opinión sobre el candente asunto del libro electrónico. Al respecto, el presidente del grupo Planeta opina que el fenómeno "no será tan rápido como se anuncia, sino que será generacional". "Lo difícil es conseguir el equilibrio entre canal y producto, una relación que Internet ha roto brutalmente", añadió.

 

Con Internet, dijo el editor, "se ha primado más el canal que el producto y se ha entrado en la cultura del todo gratis", y resulta difícil, admite, "adaptar tu modelo de negocio a un cambio tan brutal". A pesar de las "migraciones" que ya se han producido en el sector, como el libro jurídico o las enciclopedias, "el cambio no será de un día, porque una generación no cambia sus hábitos de la noche a la mañana".

Etiquetas