Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

FESTIVAL DE CINE

Natali y Van Dormael hacen temblar de emoción a Sitges

Aitana Sánchez Gijón y Tristán Ulloa lideran la coproducción hispano-noruega 'The Frost', inspirada en una historia de Ibsen

SITGES (BARCELONA). La jornada de ayer en el Festival de Cine Fantástico de Sitges tuvo ayer dos nombres propios: Vincenzo Natali y Jaco Van Dormael. El canadiense, responsable con apenas 28 años de la terrorífica 'Cube' (1997), trae bajo la manga 'Splice', producida por uno que raramente yerra el tiro, ya sea tras las cámaras, con la máquina de escribir o como mecenas: Guillermo del Toro. Van Dormael, inolvidable artesano de 'Totó le héros' (1991) regresa de un letargo de 13 años sin presencia en la dirección con 'Mr. Nobody'.

 

'Splice' es una película a medio camino entre el terror y el 'monster movie', protagonizada por Adrien Brody y Sarah Polley, que cuenta la historia de una pareja de científicos que alumbran un Frankenstein del siglo XXI. La cinta se estrena mundialmente en Sitges, "el mejor festival para el cine fantástico y más este año, ya que la programación es la mejor de cualquier festival, no sólo de este género", opinó Natali. "Aquí está mi público", remachó. Se estrena en Estados Unidos en marzo de 2010.

 

Natali se ha inspirado en la inmortal novela de Mary Shelley, y de sus protagonistas coge los nombres. Clive (Brody) y Elsa (Polley) crean un monstruo "y se convierten en monstruos" cuando el experimento se les va de las manos y ven el salvajismo que engendraron en Dren -'empollón' al revés en inglés-, el nuevo ser de laboratorio con el que pretenden hacer evolucionar a la especie.

 

El 'Don Nadie' del belga Van Dormael también se apoya en el talento de Sarah Polley (acompañada de Jared Leto, Linh Dan Pham y Diane Kruger) para contar una historia con saltos en el tiempo hacia el futuro y el pasado, cuyo significado no queda claro hasta el final del filme. El protagonista es Nemo Nobody, un niño de 5 años que deberá decidir en el andén de una estación si quiere vivir con su madre, a punto de coger un tren, o quedarse con su padre. Nemo se desdobla e imagina como sería su vida con uno y otrohasta llegar a ser un adulto. La película dividió al público, con más aplausos que silbidos.

 

Por otra parte, se presentó ayer en sesión especial 'The Frost', coproducción hispano-noruega con Aitana Sánchez-Gijón, Tristán Ulloa y la musa de Bergman, Bibi Andersson. Dirigida por el catalán Ferrán Audi, curtido director teatral y debutante en el cine, es una historia inspirada libremente en 'El pequeño Wolf', de Henrik Ibsen. Ambientada en una pequeña población noruega, explora el dolor de unos padres ante la pérdida de un hijo que ha muerto ahogado.

Etiquetas