Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

ESCENARIOS

'Luz de Gas', una denuncia sobre el acoso moral

El Teatro Principal de Zaragoza pone en escena del 1 y al 4 de octubre la obra de Patrick Hamilton 'Luz de gas', con la que su director, Juanjo Grande, pretende profundizar y denunciar el acoso a la otra persona para destruirla, "algo que sigue todavía muy vigente".

Así lo ha explicado el director teatral en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por los protagonistas de esta obra, estrenada en Londres en 1938, con dos versiones cinematográficas, una de las cuales, dirigida por George Cukor, le dio un oscar a Ingrid Berman.

Así, en la obra se dan cita los actores Patxi Freytez, Cecilia Freire, con muletas, Marta Gutiérrez-Abad y Juan Meseguer, presentes en la rueda de prensa, Marisa Lahoz, Carlos Varela y Fernando Gómez-Cobo.

Según Grande, el texto aborda "un tema muy candente: el famoso "mobbing", el acoso moral al que se somete una persona hasta llevarla a su destrucción" y es que, ha explicado, "cuando se le hace luz de gas a una persona se trata de conducirla a un desequilibrio mental hasta llevarla a la locura", algo que ocurre "casi siempre entre vínculos de dependencia muy intensos: el amor, la familia...".

A juicio de Grande, "más que una enfermedad es una maldad terrible".

Su profunda reflexión sobre el personaje le ha permitido elaborar un texto y un espectáculo que "se acerca mucho a lo que se pretendía", por un lado, el objetivo ideológico, que es "profundizar y denunciar el acoso a la otra persona para destruirla", algo que, a su juicio "sigue todavía muy vigente".

En segundo lugar, que el público "se lo pase bien" viendo una función de teatro, introduciendo escapes de humor a la tensión que transmite la tragedia. "Una técnica que funciona muy bien y a la que el público responde muy bien".

Por último ha logrado que quienes le rodean, los actores, disfruten con el trabajo, porque de esa manera "disfruta el director y también lo hace el público".

La del Principal de Zaragoza es la segunda función tras su estreno en Huesca, y aunque "está muy cuajada" porque es un texto al que se ha acercado "con mucho amor", es una obra que "todavía tiene que crecer más", ha advertido su director.

En este sentido, ha explicado que el accidente de Cecilia Freire durante el rodaje de la serie de televisión "Física o química" le ha obligado a adaptar un poco el montaje para que pudiera manejarse con muletas, algo que, ha confesado la actriz, llega a olvidar durante la interpretación y hace que se lo pase bien.

Para Cecilia Freire, este trabajo es "un bombón" que le llega con 27 años y que le obliga a trabajar cada noche.

En el papel de Paula Manningham, Freire "no quiere presentar al personaje como alguien acabado, sino alguien que sigue en la brecha" y que quiere "salvar su matrimonio" porque sigue enamorada de su marido.

"No quiero presentar a una víctima sino a una luchadora, que cree en su matrimonio y en sí misma", ha sentenciado la actriz.

Por su parte, Juan Meseguer, en el personaje del inspector Rough, ha explicado que el púbico que asiste a la representación no sabe cómo funciona la tragedia porque la versión teatral de "Luz de gas" es diferente a la película y aunque "hay algo que se sabe, en lugar de convertirse en hartazgo se traduce en participación".

Para Fraytez, este espectáculo es un tipo de un teatro "muy divertido de hacer" y "muy gratificante".

Etiquetas