Ocio y Cultura

INVITADA ESPECIAL

A vueltas con 'La revoltosa'

La Asociación de Amigos de la Música de la Biblioteca de Aragón homenajeó ayer al maestro alicantino Ruperto Chapí, fundador de la SGAE y autor de la famosa zarzuela, en el centenario de su muerte

Dionisio Gracia, Emilio Belaval, Miguel Ángel Santolaria y José Til, durante el acto de ayer.
A vueltas con 'La revoltosa'
JCA

Acto que organizan, acto que se llena hasta la bandera. La Asociación de Amigos de la Música de la Biblioteca de Aragón volvió a volcarse ayer con la zarzuela en el homenaje al compositor alicantino Ruperto Chapí con motivo del centenario de su muerte. El prolífico músico, fundador de la Sociedad General de Autores Españoles en 1893, fue defendido a ultranza por el presidente de la asociación, el tenor lírico Miguel Ángel Santolaria: "Pocos como él han sabido otorgar a la escena la música que le más le conviene".

 

Y es que piezas como 'El tambor de granaderos', 'Las hijas de Zebedeo', 'La patria chica', 'La tempestad', 'La bruja', 'La venta de Don Quijote' o la archiconocida 'La revoltosa' son creación suya. "Estas grandes obras se encuentran entre las mejores de toda la historia del género lírico español. Es innegable que marcó la evolución del teatro musical de nuestro país en el ultimo tercio del siglo XIX y principios del XX", matizó Santolaria.

 

El presidente, acompañado de los vicepresidentes, José Til y Dionisio Gracia, y del tenor Emilio Belaval, apuntó que el maestro Chapí se acordó de Aragón en 'La patria chica': "Desgrana la historia de dos compañías folclóricas, una andaluza y otra aragonesa, que van a interpretar a París y no tienen dinero para volver. El papel de Mariano, un mozo de nuestra tierra, es fundamental para el desenlace".

 

La jota -aunque navarra- también está presente en 'La bruja'. "Pero, sin duda -apuntó Santolaria-, a Chapí hay que recordarle como el gran valedor de la ópera española. Títulos suyos de este género son 'Las naves de Cortés', 'Roger de Flor', 'Circe' y 'Margarita la Tornera'". El presidente se lamentó de que, durante este centenario, nadie se haya propuesto recuperar esta última obra, estrenada por el maestro un mes antes de su muerte: "Por diferentes circunstancias, no arraigó en su momento y su calidad musical es excepcional".

 

Las casi cien personas que ayer se congregaron para el homenaje, entre las que se encontraban las sopranos Olegaria Serrano y María Luisa Paricio, disfrutaron de varios fragmentos de 'La revoltosa' debidamente explicados. Y casi todos acabaron la fiesta con una cena de confraternidad en el restaurante Guetaria del hotel Oriente. Por supuesto, terminaron con el brindis de la ópera 'Marina'. Cómo no, cantando...

Etiquetas