Ocio y Cultura

ESCENARIOS

Huesca levanta el telón de la XXIII Feria Internacional de Teatro y Danza

Hasta el 2 de octubre se programarán más de treinta actuaciones procedentes de todo el mundo en cuatro escenarios diferentes, además de jornadas técnicas, debates y talleres.

La compañía israelí Dellal pondrá en escena esta noche la obra 'Monger'.
Huesca levanta el telón de la XXIII Feria Internacional de Teatro y Danza
HA

Más de cuatrocientos profesionales acreditados, veinte espectáculos en vivo, más de treinta representaciones, una media de cinco funciones diarias en cuatro escenarios diferentes y 23 años de experiencia. Estas son las credenciales con las que hoy levanta el telón la XXIII edición de la Feria Internacional de Teatro y Danza de Huesca. Una cita que, hasta el próximo 2 de octubre, convertirá a la capital oscense en el epicentro del mundo de la danza y el teatro contemporáneo.

 

Con la experiencia acumulada después de más de dos décadas de actividad, los programadores han elaborado un amplio cartel en el que destaca la presencia de importantes compañías nacionales e internacionales, como los israelíes Suzanne Dellal Centre for Dance and Theatre. Ellos han hecho un alto en su periplo mundial y llegan a Huesca para presentar su espectáculo 'Monger' (esta noche, a las 22.45, en el Palacio de Congresos).

 

Este edificio, inaugurado en julio del pasado año, se convertirá en el centro neurálgico de la feria, ya que está previsto que acoja 26 representaciones. El telón se levantará esta tarde, a las 20.30, con la obra 'El lugar equivocado' de Dimitri Ialta.

El teatro Salesianos, un pionero en esta feria, el Olimpia y el Centro Cultural del Matadero completan la oferta de escenarios. Además, algunas de las actuaciones se desarrollarán en la calle, en concreto en la entrada del Matadero y del Palacio de Congresos.

 

"A la edición de este año llegaron alrededor de 545 propuestas, y, a lo largo de varias fases de un proceso de selección muy complicado, se han ido eliminando hasta quedar en las veinte que presentamos", apunta Jesús Arbués, director de la Feria Internacional de Teatro y Danza.

 

Alrededor del 50% de estas obras son propuestas nacionales, un 25% aragonesas y las restantes las ponen en escena compañías internacionales. Todas ellas, vienen a Huesca con la ilusión de meterse al público en el bolsillo, pero sobre todo a los programadores acreditados, que son los que tienen que contratar estas obras y hacer que giren por teatros y auditorios de todo el mundo. Para facilitarles la tarea, en el Palacio de Congresos se han habilitado una treintena de expositores, donde productores, exhibidores y distribuidores fraguarán el futuro de muchas compañías.

 

"Los espectáculos se tienen que ver con público porque se crean para él y sería absurdo que en la feria no fuera gente a los teatros. De lo que se trata es de que estén llenos porque el programador tiene que ver cómo funciona el montaje. Para eso el público de Huesca es ideal, porque está acostumbrado a ver teatro y no le tiene miedo a nada", añade Arbués.

Crisis y creatividad

Una veintena de espectáculos y también charlas y debates, que se incluyen en las VI Jornadas Internacionales de las Artes Escénicas, que este año giran en torno a la situación económica actual. 'Razones para programar danza y Teatro en tiempos de crisis' es el título de unas ponencias que reunirán en Huesca a nueve expertos, desde el 30 de septiembre y hasta el 2 de octubre.

 

Y para que la crisis no frene a los espectadores, este año se han distribuido 6.450 bonificaciones para conseguir entradas al 50 por ciento, a las que se suman otras 500 más con una bonificación del 70 por ciento, repartidas entre los alumnos de los Talleres municipales de Teatro del Ayuntamiento de Huesca. HERALDO se suma a esta iniciativa y a través de un cupón recortable que se publicará los días de la feria se podrán obtener descuentos del 50% sobre el precio de la entrada. Sin descuentos, en taquilla cuestan 10 euros y 5 si es compra anticipada en cajeros CAI y en la web ww.cai.es.

 

"Esta feria atesora un gran patrimonio, hubo años en que dio bandazos pero hace tiempo que se ha conseguido afianzar", concluye Arbués.

Etiquetas