Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

MOSTRA DE VENECIA

Daniel Monzón impresiona en Venecia con 'Celda 211'

Al cine español le va bien en Venecia. Primero fueron los aplausos para 'Rec2' y los parabienes son para el mallorquín Daniel Monzón y su 'Celda 211', un intenso drama carcelario en el que destaca la magistral interpretación de Luis Tosar.

Más allá de que la película pueda verse como un retrato de un motín carcelario inspirado en las revueltas registradas en cárceles de España durante los años 80, Monzón explica que 'Celda 211' es ante todo "la historia de una persona normal metida en el ojo del huracán, en una situación de excepción, de una violencia extrema y que descubre que no es quien cree que es".

"Creo que es lo que nos pasaría a nosotros. En nuestro contexto cotidiano sabemos más o menos quiénes somos, aunque de vez en cuando nos sorprendemos a nosotros mismos con según qué reacciones".

Con un guión del propio realizador mallorquín y de Jorge Guerricaechevarría, fiel colaborador de Alex de la Iglesia, las casi dos horas de película sumergen al espectador en el motín sin que decaiga el ritmo en ningún momento.

Intensa y sorprendente, 'Celda 211' proporciona un viaje emocional a través de un grupo de presos que decide amotinarse para mejorar sus condiciones.

Liderados por uno de los reos más veteranos y tan temido por los funcionarios como respetado por internos, Malamadre (Luis Tosar) y sus secuaces se embarcan en una aventura que no saben cómo va acabar y que constituirá una huida hacia adelante para todos, inclusive el inesperado aliado que ganan para la causa (el debutante Alberto Amman), que acaba de llegar a la prisión.

La fuerza de Tosar en la pantalla se ve potenciada además por una galería de secundarios como Antonio Resines, Manuel Morón o Carlos Bardem, entre otros. En España habrá que esperar para verlos hasta el 13 de noviembre, que llega a los cines.

'Celda 211', que se estrena dentro la sección Giornate degli Autori, "no refleja la realidad carcelaria actual", se apresura a matizar Monzón, quien se basó en la novela homónima del sevillano Francisco Pérez Gandul.

De toda esta aventura Monzón concluye que "la cárcel es un microcosmos" de la sociedad más allá de los muros. "La cárcel revienta los tópicos. Cualquiera de nosotros por un giro estúpido del destino podría estar en la cárcel".

"El destino te reserva sorpresas aciagas", advierte el director de 'El corazón del guerrero', 'La caja Kovak' o 'El robo más grande jamás contado'.

La cuarta película de Monzón deja alto el listón de la participación española en el certamen veneciano, por cuyas pantallas también pasará 'Gordos', de Daniel Sánchez-Arévalo, así como el cortometraje 'Mudanza', de Pere Portabella.

Etiquetas