Despliega el menú
Ocio y Cultura

MADONNA, EN RUSIA

El Hermitage evalúa el 'impacto Madonna' en el estado de sus obras

El museo de San Petersburgo analizará a fondo las consecuencias del volumen del concierto de la diva del pasado domingo

SAN PETERSBURGO (rUSIA). El museo estatal del Hermitage anunció ayer que estudiará si las obras expuestas en sus salas resultaron dañadas por el ruido durante el concierto de Madonna celebrado el pasado día 2 en la Plaza del Palacio de San Petersburgo.

Según el acuerdo suscrito entre la galería y los organizadores del concierto, un equipo de especialistas midió los niveles de presión sonora y de vibraciones en los edificios del museo, en las salas del Palacio de Invierno y de las oficinas centrales, así como en la misma Plaza del Palacio.

El nivel máximo de sonido registrado en la plaza durante el concierto fue de 106,4 decibelios. En las salas del Palacio de Invierno, la medición fue de unos 80 decibelios con las ventanas cerradas, según indicó el servicio de prensa del Hermitage.

El sonido registrado en el interior del museo se mantuvo en los niveles permitidos, pero estuvo a punto de superarlo. Sin embargo, durante el programa musical previo a la actuación de la cantante estadounidense sí se superó el máximo permitido.

"Las mediciones realizadas de las vibraciones demuestran que hay que investigar para establecer los criterios de evaluación. El Hermitage tiene previsto hacer este trabajo", señala el servicio de prensa. El museo recordó ayer su carácter de pionero en la preservación de sus obras y edificios de los impactos acústicos.

El Hermitage ha elaborado criterios especiales de exigido cumplimento para los organizadores de conciertos en la Plaza del Palacio. Según el resultado de los estudios del impacto acústico en las obras del museo, la celebración de un total de diez conciertos al año en la Plaza de Palacio envejece los cuadros de la galería en un año adicional. De hecho, esta plaza acoge habitualmente todo tipo de eventos masivos como conciertos, programas deportivos y fiestas.

El permiso

El pasado mes de marzo, el director del Hermitage, Mijaíl Piotrovski, informó de que el museo había dado su visto bueno para el concierto que la cantante.

"La ciudad necesita la actuación de Madonna, por ello hemos presentado nuestras exigencias referentes a las características técnicas de la interpretación, y el concierto tendrá lugar siembre que éstas se tengan en cuenta", señaló entonces, y subrayó que estas condiciones se refieren ante todo al nivel de sonido.

Piotrovski explicó entonces que los estudios realizados confirman que la plaza del Palacio de Invierno de la antigua capital de los zares puede acoger cada año "uno o dos grandes conciertos".

"Nuestra ciudad carece de un gran estadio, por ello la Plaza del Palacio puede albergar semejantes conciertos, no más de dos al año, sin perjuicio para los monumentos y el Hermitage", señaló.

Etiquetas