Despliega el menú
Ocio y Cultura

ARTE

Antonio López instalará su taller en el local de la Fuente de la Hispanidad

La Fundación Arte y Gastronomía abre dos cuentas para recoger fondos destinados a la intervención del artista en el Pilar

El local bajo la Fuente de la Hispanidad será el taller de Antonio López.
Antonio López instalará su taller en el local de la Fuente de la Hispanidad
HERALDO

El proyecto de Antonio López (la denominación oficial ahora es 'anteproyecto') no está en punto muerto, ni mucho menos. Aunque sembraron dudas las recientes palabras del pintor en Teruel, en las que aseguraba estar un poco "desilusionado', fuentes de la Fundación Arte y Gastronomía, principal impulsora del proyecto, aseguran que se trabaja sin prisa y sin pausa en favor de que la idea se convierta en realidad.

 

"Hasta ahora hemos venido hablando de proyecto y no es tal -asegura María Luisa Safont, directora de la Fundación Arte y Gastronomía-. En realidad, se trata de un anteproyecto que, una vez reciba la aprobación de Cabildo y Patrimonio, podrá llamarse en propiedad 'proyecto'. De momento, no. La última novedad al respecto es que, en una reunión entre Arzobispado, Fundación y Ayuntamiento, éste se comprometió ya en firme a ceder el local de la Fuente de la Hispanidad para que se convierta en el taller de Antonio López".

El boceto, muy avanzado

Según Safont, la Fundación quiere ahora empezar a acondicionar dicho local para ese fin y tenerlo listo para el mes de octubre, cuando el pintor habrá concluido seguramente el boceto de su obra. Y es que, finalmente, habrá boceto.

 

"El artista tenía cierto miedo de hacerlo, porque entendía que le iba a atar mucho a la hora de realizar la obra definitiva. Pero lo que pasa es que, para una obra de estas características, como se trata de intervenir en un monumento de la importancia del Pilar, resulta lógico elaborar un diseño previo. Pero un boceto es eso, un boceto, y ninguno se parece al 100 por 100 a la obra definitiva porque, en creaciones de este tipo, aunque se mantenga el diseño previo, siempre surgen pequeños detalles y matices que cambian y que lo hacen más rico. Pero siempre respetando al máximo la idea inicial".

 

Antonio López trabaja desde hace unas semanas en el boceto, pues, y al parecer va bastante adelantado. De hecho, la Fundación Arte y Gastronomía tiene el punto de mira puesto en el próximo septiembre.

 

"Pensamos que en ese mes podría estar el boceto entregado y el local acondicionado para que Antonio López pueda trabajar allí", señala Lafont. Para no perder tiempo, la Fundación ha abierto ya dos cuentas con las que iniciar la recogida de fondos con los que sufragar los gastos (CAI 2086-0024-58-3300230936 e Ibercaja 2085-0103-93-0331737267). "Cada persona que realice un ingreso recibirá un certificado que lo acredite, firmado por Antonio López", asegura Safont.

 

Y es que, aunque la Fundación Arte y Gastronomía ha contactado con varias empresas y entidades financieras, desde hace ya varios meses tiene la firme intención de que el anteproyecto tiene que avanzar mediante la suscripción popular. Como se recordará, el presupuesto necesario para que el anteproyecto se desarrolle se eleva a dos millones de euros. En esa cantidad se incluye no solo la pintura y la escultura que conforman la intervención artística de Antonio López, sino también el coste del libro y la película que se va a rodar en torno al trabajo del artista manchego, que ya protagonizó "El sol del membrillo", de Víctor Erice.

 

Fuentes municipales confirmaron ayer que el alcalde, Juan Alberto Belloch, se comprometió en su día con el Cabildo a que, si realiza la cúpula, se preste la fuente de la Hispanidad para taller a Antonio López. Donde el compromiso no era tan explícito es en la aportación económica al proyecto. Al parecer, el Ayuntamiento no aportará ninguna cantidad hasta que el proyecto no cuente con el apoyo económico del Gobierno de Aragón.

"Una auténtica bendición"

Así pues, aunque a principios de este año se pensaba que Antonio López podía estar pintando ya en verano en el Pilar, el calendario previsto se ha retrasado un poco. Quizá ello fue lo que llevó a Antonio López a asegurar hace unas semanas: "Quizá hubo un error en afirmar, en dar por hecho algo que no estaba absolutamente maduro. Yo ahí no he tenido culpa de nada. Ha surgido de manera involuntaria. Ha habido ese malentendido. Yo no sé si se va a hacer (la intervención artística), porque ni está el dinero ni es seguro que los responsables del Pilar lo deseen, yo ya tampoco sé si lo deseo. Estaba ilusionado, sí, pero después te desilusionas, claro. No hay que empeñarse en hacer algo si eso no se puede hacer. Esto es un tipo de colaboración que no depende solo de tu voluntad. Los demás deben desearlo lo suficiente como para poner dinero y decirte '¡venga, empieza!'. Tiene que ser así".

 

Hace tan solo unos días, el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, mostraba su respaldo sin fisuras a la idea en una entrevista a HERALDO: "Sería una auténtica bendición que el proyecto de Antonio López llegara a buen término, que se acabara firmando el convenio que lo hiciera posible. Y creo que llegaremos. El problema no es que falte entusiasmo, sino que debemos conducirnos con el mayor rigor. Estamos hablando de una de las iglesias más emblemáticas de España y del mundo. El artista está trabajando en un boceto y, cuando nos lo presente, tendrá que pasar por varios filtros: el Cabildo, el Colegio de Consultores y la Comisión de Patrimonio de la Comunidad Autónoma".

Etiquetas