Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

MÚSICA

El legendario sello de música Motown cumple 50 años

Es una historia de cuento de hadas: En 1959, Berry Gordy pidió a su familia 800 dólares prestados. En una pequeña cabaña de Detroit creó un sello musical y convirtió a Motown en pocos años en una de las empresas del sector más exitosas de la historia del pop, con artistas legedarios como Stevie Wonder, Diana Ross, Marvin Gaye y Smokey Robinson.

Es una historia de cuento de hadas: En 1959, Berry Gordy, entonces de 29 años, que había dejado la escuela y trabajado como obrero, pidió a su familia 800 dólares prestados. En una pequeña cabaña de Detroit creó un sello musical y convirtió a Motown en pocos años en una de las empresas del sector más exitosas de la historia del pop, con artistas legedarios como Stevie Wonder, Diana Ross, Marvin Gaye y Smokey Robinson.

Este lunes 12 de enero, el sello cumple 50 años. Lo extraordinario de su caso es además que Gordy fue el primer negro de Estados Unidos dueño de una discográfica.

Con su olfato infalible para el gusto del público hizo entrar en los salones de los blancos a la música de artistas negros y revolucionó con ello para siempre la vida artística del país. El sonido pegadizo de Motown, mezcla de soul y pop, conquistó en los años 60 los charts de éxitos, hasta entonces reservados a los artistas blancos, un hito en la lucha contra la segregación racial.

Gordy no estaba guiado sin embargo por una misión política, sino más bien por el frío cálculo económico. Como letrista de otros músicos como Jackie Wilson ("Lonely Teardrops") se había dado cuenta de que el dinero se quedaba en la producción.

Tras la creación de su empresa, que al principio se llamó Tamla Records y luego fue rebautizada Motown en homenaje a la industria automotriz de Detroit ("Motor-Town"), la primera canción que editó fue "Money (That's What I Want)", "Dinero (eso es lo que quiero)", de Barrett Strong: toda una declaración de intenciones.

Ese mismo año consiguió ya ventas millonarias con el superhit "Shop Around", de los Miracles. En los siguientes 10 años Motown sacó al mercado más de 100 canciones que llegaron al Top Ten, como "Dancing In The Street" de Martha & The Vandellas (más tarde grabada por David Bowie y Mick Jagger); "What's Going On", de Marvin Gaye; "Papa Was A Rolling Stone", de los Temptations; y "Stop! In The Name of Love", de los Supremes.

La firma explotó de éxito y la pequeña casa de Detroit, llamada en otra declaración de intenciones Hitsville U.S.A. (algo así como "Ciudad de los Hits"), se quedó pequeña. Gordy compró y alquiló numerosos locales, creó filiales y otros sellos. Pronto se convirtió en el empresario negro más rico de Estados Unidos.

Su receta fue dirigir Motown como una fábrica de éxitos, según el principio de lo que quisiera el mercado. Los equipos productores escribían canciones en serie, las tocaban con la banda de la empresa y luego hacían que las cantaran los artistas. Una vez por semana Gordy controlaba todo el material, y todo lo que no era un seguro éxito se desechaba. De ser necesario incluso los propios productores.

La banda de la empresa jugó un papel central. Al igual que la competidora Stax en Memphis, también Motown contaba con sus músicos profesionales propios. Con el pianista Earl van Dyke, el genio del bajo James Jamerson, el baterista Uriel Jones y otros grandes artistas del sonido en vivo, Gordy editó bajo el nombre de Funk Brothers a los mejores músicos de jazz y blues de la ciudad.

Por poco dinero, pero con mucho brío, produjeron en el famoso Estudio A, bautizado por ellos como la "guarida de la serpiente", el típico sonido Motown en base al "principio KISS" de Gordy: "Keep It Simple, Stupid!" (¡Hazlo sencillo, estúpido!)).

En 1972 la firma se mudó a Los Angeles, porque Gordy quería ampliar el negocio ya iniciado en el mundo del cine, entre otras cosas para ayudar en su carrera a su entonces pareja, Diana Ross ("Lady Sings the Blues").

Los Funk Brothers se quedan en Detroit, y poco a poco algunas estrellas se alejan del sello. En 1988 Gordy vendió la empresa por 61 millones de dólares. Más tarde recibió de EMI Music en varios pagos otros 300 millones de dólares por derechos de autor.

Hoy Motown pertenece al gigante internacional Universal Music Group, que mantiene la marca. Con motivo del 50 aniversario saldrán a la venta numerosas reediciones de los clásicos, como el recopilatorio "Motown: The Complete Number 1s" con las más de 190 canciones de la firma que llegaron al puesto número uno de las listas de éxitos.

"La gente se pregunta por qué estoy tan feliz con el 50 aniversario", afirmó Gordy a sus 79 años en Detroit. "Es porque hemos protegido el legado de Motown durante 50 años".

Etiquetas