Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

DECORANDO EN LAS ALTURAS

Antonio López está dispuesto a pintar una cúpula de la basílica del Pilar

Por iniciativa propia, se reunirá el día 20 con el arzobispo para ofrecerle un proyecto, que incluye además un grupo escultórico. Si se acepta la propuesta, habría que definir el sitio, el tema, la financiación y los plazos.

Varios espacios del techo del Pilar están aún a la espera de decoración pictórica
Antonio López está dispuesto a pintar una cúpula de la basílica del Pilar
JUAN CARLOS ARCOS

El pintor Antonio López, el artista contemporáneo español más cotizado en el panorama internacional, podría acabar pintando una de las cúpulas del Pilar. La idea, de la que se viene hablando desde hace años, parece estar tomando forma en las últimas semanas. Principalmente porque ahora es el propio artista el que cree que ha llegado el momento. El proyecto lo pilota la Fundación Arte y Gastronomía, cuya gerente, María Luisa Safont, con amplia trayectoria como galerista, aseguraba ayer que el pintor "tiene una cita con el arzobispo de Zaragoza el próximo día 20, y en ella realizará su ofrecimiento". Porque se trata de un ofrecimiento que va a partir del pintor: ninguna institución ha encargado al artista que prepare un proyecto pictórico para el Pilar.

"Como creador, Antonio López lo ha conseguido todo -asegura María Luisa Safont-. En las conversaciones que he tenido con él sobre este tema siempre se ha mostrado muy, muy ilusionado ante la posibilidad de pintar en el Pilar. Tiene muchísimos deseos de hacer algo muy importante y que perdure. Pero no depende de él. Antonio es consciente de que la única posibilidad de que esto salga adelante es logrando consenso y entusiasmo, del Cabildo y del arzobispo en primer lugar, pero también de toda la sociedad". Desde hace más de medio siglo no se ha vuelto a pintar en las cúpulas y bóvedas del Pilar, pese a que ha habido varios intentos. En 1940, cuando se cumplía el XIX centenario de la venida de la Virgen, se encargó que lo hiciera a Ramón Stolz, que se sumó así a la nómina integrada hasta ese momento por Goya, Bayeu, González Velázquez y Montañés. Pintó la bóveda sobre el Coro Mayor (1941), los medios puntos en los muros Norte y Sur (1952) y la cúpula elíptica ante el Coro Mayor (1955).

Que Antonio López realice alguna obra para el Pilar depende, en primer lugar, de la aprobación del Cabildo, que gestiona de forma autónoma el templo, hasta el punto de que el apoyo del arzobispo al proyecto sería necesario pero no suficiente. Además, al tratarse de un edificio catalogado como Bien de Interés Cultural, la intervención requeriría la pertinente aprobación por parte de la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón. Pero aún es pronto para hablar de esa fase del proyecto. Fuentes del arzobispado de Zaragoza no quisieron ayer ni confirmar ni desmentir la reunión del próximo día 20.

El grupo escultórico, casi listo

¿Qué es lo que tiene pensado Antonio López para el Pilar? ¿Cómo es el proyecto que va a presentar? "En el Pilar existe un programa iconográfico concreto -señala María Luisa Safont-, así que no se puede pintar cualquier tema en cualquier cúpula. Ahora bien, Antonio López sí que tiene cierta idea de rendir un homenaje a la mujer y a la familia, así que tiene pensado el proyecto, si finalmente se aprueba por el Cabildo, como una intervención doble. Por un lado estaría la pintura, en la que se ceñiría al tema previsto; y, por otro lado, él quiere hacer un grupo escultórico relacionado con la pintura de la cúpula. De la primera no tiene boceto; el grupo, sin embargo, ya lo tiene en escayola: hay un hombre, dos niñas, un niño y una mujer, que es la única que mira directamente hacia arriba. Al estar las dos obras relacionadas, quizá un sitio apropiado sea frente al órgano, a la izquierda". "Pero todo esto son conjeturas -subraya Safont-. Antonio López estaría encantado de trabajar en el Pilar, tiene una idea y quiere ofrecerla al Cabildo y a Zaragoza. Pero quien decide es el Cabildo. Hay que esperar a que se produzca la reunión y el ofrecimiento formal, y ver luego si la idea cuaja".

No es la primera vez que se intenta que Antonio López decore alguna de las cúpulas del Pilar. Sin ir más lejos, hace dos o tres años, y a instancias del alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, también se inició algún contacto. Ahora se produce un nuevo intento. Safont subraya que Antonio López no busca enriquecerse con su trabajo, aunque el coste del proyecto, película incluida, se eleva a los dos millones. Si prospera, habrá que buscar la financiación.

Etiquetas