Ocio y Cultura
Suscríbete

CONCIERTO DE AÑO NUEVO

Barenboim cuela a Haydn en el Concierto de Año Nuevo

El director israelí dirigirá por primera vez a la Filarmónica de Viena en esta cita musical, que será retransmitida en 71 países.

A sus 66 años, el prestigioso maestro Daniel Barenboim iniciará el año 2009 con un debut, pues por primera vez dirigirá el célebre Concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena, con un programa en el que destacan Joseph Haydn y Oriente Medio.

Así lo explicó ayer en Viena el presidente de los filarmónicos vieneses, Clemens Hellsberg, en una rueda de prensa donde, junto a Barenboim, presentó el programa de este concierto, que desde la Sala Dorada del Musikverein de la capital austríaca se televisará el jueves a 71 países.

"Naturalmente que con Barenboim tenemos un socio ideal. Hace 20 años que trabajamos juntos", dijo Hellsberg al justificar la razón por la cual la orquesta, organizada de forma democrática y sin un director fijo, eligió esta vez al maestro argentino-israelí-español, que posee además pasaporte palestino.

Barenboim, por su parte, se mostró "impresionado" por la actitud "abierta" y la disponibilidad mental que encontró ayer en los filarmónicos, en su primer ensayo de este concierto.

Al programa "hemos tratado de darle una dramaturgia. Hay una idea muy clara de cómo está construido el programa, con obras más grandes y otras más pequeñas", con tres piezas de la opereta 'El barón gitano', que se estrenó en Berlín.

Estas piezas dan al concierto "una pequeña unidad, una pequeña sinfonía", añadió el músico, que se mostró además emocionado de que los filarmónicos hayan incluido obras que reflejan algunas estaciones biográficas de su vida.

Es el caso, entre otros, "del 'Vals español', que nunca lo han tocado ellos, ni yo tampoco. Es una pequeña joyita de (Joseph) Hellmesberger (1855-1907), y ahí van a poder ver exactamente la diferencia entre el ritmo del vals vienés y el vals latino", dijo.

Junto a las novedades, el público volverá a gozar de obras habituales en esta cita, entre ellos las dos últimas propinas: 'El Danubio Azul' y la 'Marcha Radetzky'.

Hellsberg destacó ayer que en el programa de este año la orquesta se ha acercado un poco "tanto a aspectos personales de Barenboim, como al jubileo de Joseph Haydn", en alusión a la celebración en 2009 de los 200 años de la muerte de Haydn.

Entre los estrenos en este evento, además de la batuta de Barenboim, destaca el cuarto movimiento de la 'Sinfonía de los adioses' de Haydn, con la que se cierra el programa oficial, que es la primera vez que se incluye.

Etiquetas