Despliega el menú
Ocio y Cultura

CINE

La dirección del Festival de Cine de San Sebastián sólo seguirá si tiene un presupuesto en condiciones

La actual dirección del Festival de Cine de San Sebastián sólo continuará al frente de sus responsabilidades si cuenta con un presupuesto suficiente que permita celebrar un Zinemaldia "en las condiciones que son necesarias".

El director del certamen donostiarra, Mikel Olaciregui, y los otros cinco miembros de su equipo han hecho público un comunicado en el que señalan que en las próximas semanas las instituciones "decidirán su contribución a los presupuestos", que en principio pasaría por congelar las partidas, a excepción de la de la Diputación, que ha anunciado un recorte de 90.000 euros.

"La dirección del Festival ha condicionado su continuidad a que se produzcan las circunstancias que, desde su responsabilidad profesional, permitan celebrar un festival en las condiciones que, en su opinión, son necesarias", aseguran sus responsables.

José Ángel Herrero-Velarde, Ricardo Aldarondo, Vicente Mozo, José Luis Rebordinos, Ana Esperanza Redondo y Olaciregui firman la nota de prensa, en la que señalan que se está estudiando "la adopción de una serie de medidas que adapten los presupuestos del Festival a la situación de crisis general y a los desfases presupuestarios producidos en las dos últimas ediciones".

Detallan que los resultados económicos han supuesto un déficit de 511.878 euros en 2007 y de 450.000 en 2008, los correspondientes a las ediciones 55 y 56, "dos de las más valoradas en los últimos años por medios de comunicación, público, patrocinadores y las propias instituciones socias", que son, además de la Diputación, el Ayuntamiento de San Sebastián, el Gobierno Vasco y el Ministerio de Cultura.

Ese déficit, aclaran, inferior al 5% de los presupuestos totales, ha sido absorbido "con cargo a las reservas voluntarias del propio Festival, sin que se haya modificado su capital social, se haya generado ninguna situación financiera anómala en las cuentas del Festival, ni haya sido necesaria ninguna aportación adicional o extraordinaria" por parte de las cuatro entidades públicas mencionadas.

Añade que, aunque consideran que se trata de déficits estructurales motivados "por el crecimiento en infraestructuras" experimentado por el Zinemaldia en los últimos años, todo el equipo puso su cargo a disposición del Consejo de Administración, pero las instituciones que lo constituyen decidieron su continuidad.

Subrayan que la autofinanciación del certamen ha llegado al 48% de la totalidad del presupuesto -cada institución aporta cerca de un millón de euros- y que "importantes y prestigiosas marcas han utilizado la plataforma del Festival para sus políticas de comunicación y marketing", con un crecimiento de los ingresos por patrocinio del 23% en la última edición.

Etiquetas