Despliega el menú
Ocio y Cultura

CINE Y LETRAS

"Bienvenido a tu casa"

José Luis Borau estuvo ayer rodeado en su entrada en la Academia por un numeroso grupo de representantes del mundo del cine y de la cultura en general. Le acompañaron los directores Manuel Gutiérrez Aragón e Itziar Bollaín, la sustituta de Borau al frente de la Academia de Cine, Ángeles González-Sinde, el escritor Javier Reverte, el documentalista y director de fotografía José Luis López Linares, entre otros muchos amigos que se acercaron a la Academia para acompañar al cineasta aragonés.

Borau, que entonó su discurso con una voz ya trabajada por la edad, consiguió lo que no parecía fácil en una intervención de más de una hora. Mantuvo en todo momento a los asistentes interesados y reaccionando ante su ironía y ante las inesperadas circunstancias. Porque aunque era un acto guiado por un protocolo solemne y centenario, eso no impidió que Borau protagonizase una embarazosa anécdota, de la que salió sin problemas. "Veo con pavor que faltan páginas del discurso", dijo de repente. Pero siguió leyendo. "Bueno, hemos llegado al problema", señaló unos minutos más tarde. Y mostró cómo se quedaba sin papeles, a pesar de que aún faltaba por leer parte de su discurso. El problema se solventó en segundos, una vez que el secretario de la Academia le ofreció una nueva copia que, con semblante divertido, aceptó Borau.

Ya en la respuesta a su discurso, el académico Mario Vargas Llosa finalizó su disertación con un "bienvenido a tu casa", que sirvió para que el público rompiese en aplausos y que escenificase que efectivamente es una de las personalidades del cine más querida por todos.

Entre los académicos, Javier Marías y Darío Villanueva fueron los encargados de introducirle en la sala y de mostrarle la silla que le corresponde. La B mayúscula. Además estaban Luis María Anson, Álvaro Pombo, Carlos Bousoño, Eduardo García de Enterría, Carmen Iglesias, Antonio Mingote y Emilio Lledó, entre otros representantes de la RAE, junto a miembros de otras academias.

También hubo una importante representación aragonesa. Estaban el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, y el de las Cortes, Francisco Pina, (ambos vestidos con chaqué), la presidenta editora de HERALDO y de la Asociación de Editores de Diarios Españoles, Pilar de Yarza, o el reputado compositor Antón García Abril, entre otros. Todos los que hablaron destacaron su "orgullo" porque otro aragonés entre en la Academia y en especial porque lo haga uno tan querido. Además, Pilar de Yarza recordó el paso de José Luis Borau por HERALDO, con sus crónicas y críticas de cine que también evocó Mario Vargas Llosa.

Etiquetas