Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CINE

Ridley Scott: "Quiero el Óscar, es como jugar al tenis y no ganar Wimbledon"

Fue el papá de "Alien" y vislumbró un futuro sombrío en "Blade Runner". Con tan sólo esas obras, Ridley Scott ya habría pasado a la historia del cine. Pero a sus 71 años afirma que jamás se retirará y que quiere el Óscar: "Es como jugar al tenis y no ganar Wimbledon".

Scott vuelve a la carga con el estreno, el próximo viernes en EEUU, de "Body of Lies" ("Red de mentiras"), un filme de espionaje en el que dos miembros de la CIA (Leonardo DiCaprio y Russell Crowe, "los dos mejores actores de Hollywood" para el director) deben localizar a un líder de la organización terrorista Al Qaeda.

Un poema abre la cinta, con versos de W.H. Auden que para el director tienen mucho que ver con el karma. "Creo en la idea de que uno recibe lo que da y creo en el honor, que es lo que te hace llegar lejos en este camino", dijo.

La película, basada en la novela homónima de David Ignatius, acerca con todo lujo de detalles la lucha de las agencias de Inteligencia frente al terrorismo radical islamista, y lo hace con la habitual espectacularidad que ofrece el cine de Scott.

"Siempre busco el mayor realismo posible", admitió el realizador británico, que define su particular forma de concebir el cine con una frase que le regaló uno de los guionistas de "Blade Runner" (1982): "Actúo como un tiburón, debo seguir moviéndome o me ahogaré".

Así es como se siente. Siempre en busca del próximo guión. "Acabo una cosa y ya pienso en la siguiente, me parece un reto artístico", comentó Scott, que en "Body of Lies" trabaja por primera vez con DiCaprio.

"Es genial, un tío de verdad", explicó. "Le pregunté qué edad tenía en 'This Boy's Life' (1993); tenía trece aunque aparentaba nueve, así que me contestó que llevaba en esto casi tanto tiempo como yo", recordó divertido.

"Tiene mucho talento y experiencia, pero lo mejor de él es que es un jugador de equipo perfecto", reveló el cineasta. "Es uno más en el rodaje, sabe que ésta es su profesión, no se comporta como la gran estrella que es".

En cambio, ésta es la cuarta vez que cuenta con el neozelandés Russell Crowe, Óscar al Mejor Actor por "Gladiator", cinta que dirigió Scott en 2000. Aquél fue su primer trabajo conjunto, al que siguieron "A Good Year" (2006) y "American Gangster" (2007). Además, volverán a repetir en "Nottingham".

"Russell es un talento especial, puede hacer absolutamente lo que sea", declaró el director, quien se mostró de lo más satisfecho con la elección de su compatriota Mark Strong en el papel de Hani, el jefe de la Inteligencia jordana.

"Buscaba un actor árabe para ese rol pero no encontraba al tipo adecuado", indicó Scott. "Pensé al principio en quien hizo de Saladin en 'Kingdom of Heaven' (2005) -su nombre es Ghassan Massoud-, pero es algo más mayor de lo que yo quería. El caso es que Strong está genial en el papel".

Y Scott sabe de esto. Siempre ha contado con los actores que ha querido para sus películas, pero aún existen "tres o cuatro" con los que le gustaría trabajar, y entre ellos aparece un nombre español: Javier Bardem.

"En todas sus películas está estupendo, pero particularmente en 'Before Night Falls' (2000)", aseguró. "Ahí está delicado y extraordinario, pero hay actores muy buenos en España, como Penélope Cruz. Tengo que ver aún 'Vicky Cristina Barcelona', pero parece que Woody Allen ha adoptado Europa".

Con más de 30 años a la espalda involucrado de lleno en Hollywood, Scott no se arrepiente de ninguna de las películas que ha hecho y promete seguir al pie del cañón. "Nunca me voy a jubilar, ¿qué haría si no? ¿Irme de pesca? No, me encanta esto", manifestó.

La entrevista termina pero Scott apura los últimos instantes hablando de dos de sus pasiones: primero la música. "¿Has oído el disco de Scarlett Johansson? No podía imaginar que fuera tan buena cantante, me parece brillante, le sale natural", comentó sorprendido.

Luego el tenis. "Qué bueno es (Rafael) Nadal. ¿Crees que repetirá el año que viene en Wimbledon? Creo que (Roger) Federer, (Novak) Djokovic y él lo tienen todo, son genios, pero esa raza de Rafa...".

Etiquetas